Hospitalidad segura para los habitantes del sur

Me acaba de llegar, por vía del Dr. Ariel Segal, la info de un proyecto lanzado por una amiga suya, por el cual habitantes de Israel fuera del rango de tiro de los Kassam y los Grad ofrecen hospedar gratuitamente a quienes viven dentro de dicho rango, habitantes de decenas de poblados del sur, a los que se acaba de sumar Beer Sheva, ciudad de un cuarto de millón de habitantes, y sus alrededores.

El sitio es: http://otef.yad2.co.il/otef.php

Quienes conozcan a gente del sur que necesite pasar unos días fuera del infierno, avisen de este proyecto solidario.

Aclaraciones del 31 de diciembre

Unas horas antes de terminado el año, reproduzco un documento dado a conocer por la Embajada de Israel en Buenos Aires citando a la Dirección de Información Nacional israelí, sobre la situación humanitaria en la Franja de Gaza. Y que 2009 sea mejor.

“PLOMO FUNDIDO”- ACLARACIONES DEL 31-12-2008
 
A continuación, aclaraciones actuales enviadas por la Dirección de Información Nacional.
 
1- Las conclusiones del operativo,  obtenidas hasta aquí, demuestran que Hamas recibió  un duro golpe y  daños sin precedente. Oficiales, activistas, depósitos de recursos bélicos, poder de fabricación e infraestructura de túneles. A pesar de ello, sus militantes,  conservan poder de fuego.
 
2- La conducción de Hamas no funciona. Su poder de control fue  dañado. Sus seguidores y entre ellos, los miembros del gobierno, el brazo armado y la conducción, se esconden en hospitales, incluidas guarderías de niños, mezquitas y están  en estado de histeria.
 
3- Identificamos una fuerte crítica entre la población de Gaza contra Hamas a quien responsabiliza por la situación actual. Es sabido que las dificultades de la población no son temas centrales para Hamas ya que se encuentran concentrados en sus vidas y su propia seguridad.
 
4- La imagen que se obtiene en la operación es que los domicilios de los militantes, en las que viven familias enteras, son depósito de armamento. Incluidas cargas terroristas, material explosivo, misiles, bombas y armas. Muchas mezquitas de la Franja de Gaza son grandes depósitos de medios de guerra y, siguiendo las instrucciones y el control de Hamas y ello, bajo el supuesto  que Israel no las atacaría.
 
5- No existe problema humanitario en Gaza. Israel permite el ingreso de carga coordinada previamente. Hasta la fecha, ingresaron 200 camiones, desde el comienzo de la operación.
 
6- Israel mantiene un continuo diálogo con naciones e instituciones en la comunidad internacional. Asimismo  trabajamos para lograr seguridad a largo plazo para nuestros ciudadanos. Por ello, toda propuesta internacional, debe conducir a ese objetivo.
 
7- Israel continuará atacando a Hamas para lograr los objetivos definidos, un fuerte golpe a Hamas y un cambio en la realidad de seguridad, que pueda ser prolongada en el sur del país.
 
8- El ejército realiza un esfuerzo inmenso para evitar daños colaterales a la población palestina inocente. Supera los cuidados y los preavisos, por ejemplo, 100 mil llamados telefónicos realizados hasta ahora y el reparto de volantes. De acuerdo a las evaluaciones realizadas, murieron, hasta el momento,  40 personas. Toda la responsabilidad sobre el daño ocasionado es de Hamas que posiciona a sus oficiales y sus depósitos de armas en el corazón de la población civil.
 
9- Es importante señalar a la comunidad internacional, que Hamas no representa al pueblo palestino. Es con la Autoridad Palestina con quien Israel mantiene un diálogo político a favor de la paz. Hamas representa un problema para la comunidad internacional ya que constituye un obstáculo central en el proceso político.
 
De todos los datos, surge que Hamas se hace eco de los informes de los medios de comunicación israelíes, para concretar diferentes objetivos en el sur.

Hacemos un llamado a los medios de comunicación para que demuestren la máxima responsabilidad e interrumpan los informes sobre la exactitud de los ataques  y demás información que pueda ser de ayuda al enemigo.

Separando algunos tantos: la polémica alrededor de Gaza

En la polémica que se da en el seno de los propios judíos en torno a lo que está sucediendo hoy en día en Gaza, siento la necesidad de separar tantos en varios planos, para que hilemos más fino que la ecuación clásica “violencia” vs. “no violencia”.

Uno de ellos es 1) pacifismo vs. pasividad, por llamarlo de algún modo. No son lo mismo. 2) Otro plano es el de estado de guerra vs. estado de paz, y 3) un tercero toca a lo político: palestinos de un tipo frente a palestinos de otro, en cuanto a sus intenciones y nuestras posibilidades de negociar con ellos. 4) Y cuando se defiende a los palestinos desde Occidente, se está cometiendo otro pecado moralista e incluso paternalista, el de juzgar diferecialmente entre derechos humanos y relativismo cultural. Vamos por partes.

1) Pacifismo vs. Pasividad

Pacifismo no tiene por qué significar no levantar un arma jamás, y la pregunta que queda entonces es cuándo sí. Si estamos de acuerdo en que para defendernos sí, la siguiente pregunta es si existe algún caso en que atacar sea para defendernos. Si consideramos los ataques con misiles sobre territorio soberano como “causal de guerra”, la pregunta siguiente es cuándo se agotan las instancias diplomáticas, puesto que estos misiles, en efecto, no están poniendo en peligro la existencia del estado.

Para acercarlo más a la Argentina, es como ya dijo alguien, como si Uruguay quisiera resolver el tema de las papeleras bombardeando con pequeños misiles, todos los días, la ciudad de Gualeguaychú. Yo no sé si el gobierno y el ejército argentinos lo tolerarían por 8 años! Por no hablar del resto de los atentados terroristas cometidos por Hamás y sus similares.

Y antes del ataque, Israel acudió a las instancias internacionales, Consejo de Seguridad, etc. Digo, el abstenerse de matar a veces es difícil cuando de un lado se pide dejar de tirar, y del otro se pide dejar de existir. Se dirá que Israel forzó a los palestinos por su bloqueo, en cuyo caso los que se están defendiendo son los palestinos. Pero vamos, que las cosas son al revés, exactamente al revés. Después de copar violentamente la Franja, el Hamás se convirtió en agresor. Sí, qué vamos a hacer, a veces el débil es el agresor. ¿Que había y hay ocupación? La pregunta es qué hizo Hamás con la desocupación de Gaza en 2005. Oportunidades no faltaron, ni van a faltar en el futuro.

2) Estado de guerra vs. Estado de paz

Los reclamos de no matar a los asesinos sino capturarlos y someterlos a juicio, en mi opinión, son la base de la segunda doble vara con la cual se miran estos episodios, entre estado de guerra o estado de paz. Aquí caemos en una trampa, a veces en la “mala leche” de la prensa y la opinión pública internacionales: a los palestinos se los juzga según el criterio de estado de guerra, desde el cual, con razón o sin ella, tienen derecho a resistirse al ocupante con los medios a su alcance.

Pero a Israel, cuando combate, con razón o sin ella, con los medios a su alcance, se lo juzga según el criterio de estado de paz, según el cual no está matando a su enemigo en el campo de batalla sino perpetrando ejecución sumaria; en cambio, debiera capturar a los “sospechosos”, investigar cada crimen y obtener pruebas -que de paso no violen las normas investigativas del derecho penal, o sea: que un juez es el que autorice allanamientos, y demás- y luego probar su culpabilidad por medio de la presentación de evidencias y testigos.

La respuesta en mi opinión, es contundente: o ambas partes se comportan civilmente, o ambas lo hacen militarmente. Desde el momento en que el Hamás comete actos bélicos, por más débiles (e imbéciles, por inútiles, pues ellos sí podrían lograr su cometido -salvo la destrucción de Israel- por vías diplomáticas), todos sus miembros se están colocando a sí mismos en el campo de batalla y en la mira de armas. Y a reclamar a otra parte. Dicho sea de paso, esto tiene que ver con lo que Marky Levy definió alguna vez como “la responsabilidad del débil”.

3) Palestinos nacionalistas vs. Palestinos fundamentalistas

Quiero abundar menos en ello, que mucho ya se ha escrito. Pero puedo resumir diciendo, citando al politólogo Shlomo Avineri, que la gran tragedia palestina es su propio fracaso en conformarse como nación. Tenemos hoy en día dos unidades políticas que no sólo están separadas por lo geográfico y lo religioso, sino por sus agendas, por el “qué queremos”. Incluso si se mantuvieran así, y sus diferencias se redujeran al tipo de estado palestino que quisieran ver creado junto a Israel, este país estaría dispuesto a continuar con la agenda de dos estados para dos pueblos, convertida en los últimos años en política de estado. Pues que quede claro: Israel ha entendido que dos estados para dos pueblos es el llamado de la hora, porque la alternativa es uno solo, binacional, que acabe a la larga con el carácter judío de Israel, que era su razón de ser primigenia. El problema radica en que una parte del establishment palestino no ha conciliado con la existencia de Israel, y con esa parte es que tenemos un problema. No con la OLP, no con la Autoridad Palestina, y mucho menos con el pueblo palestino, sino con el Hamás. Sólo con el Hamás, cuya agenda contradice mi mera existencia y niega mi derecho a la autodeterminación como pueblo, tan defendida por las izquierdas occidentales.

Dicho sea de paso: las izquierdas occidentales, al defender al fundamentalismo islámico creen estar defendiendo a los pueblos subyugados por él, cuando en realidad están reivindicando, como idiotas útiles, a los regímenes más reaccionarios y fascistas de la histora humana, con los que no hay negociación que valga. No quisiera ningún izquierdista latinoamericano, progresista y derecho-humanista, intentar organizar una huelga obrera en Irán, o defender los derechos de las mujeres.

4) Derechos Humanos vs. Relativismo Cultural

Aquí Israel se debate en otra trampa de la que le cuesta salir. El pecado paternalista de Occidente es considerar a los palestinos como un “pueblo primitivo”, o mejor dicho “sociedad tradicional”, para usar la nueva terminología de la antropología académica. Dicha concepción sostiene que Occidente ha pecado al querer “civilizar” a los pueblos tradicionales de oriente y África, según el Modelo Antropológico Clásico del siglo XIX. Éste fue reemplazado por el modelo de Relativismo Cultural, que buscaba estudiar cada cultura tal cual es, y condenaba cualquier intento de modificarla como violento e imperialista. En cambio, Israel no es “primitivo” ni “tradicional”, y sus conductas no deben ser juzgadas según la vara del relativismo cultural sino por la de los derechos humanos, que son bien civilizados y universales.

Así, si los palestinos ejecutan colaboracionistas en la plaza pública, sin demasiado juicio previo, eso no viola los derechos humanos: es su cultura y no tenemos derecho a modificarla desde afuera. Si les cortan el clítoris a las nenas, eso es cultura. Si amputan los dedos de los ladrones, eso es cultura, y si las mujeres deben ser encerradas en sus casas, o asesinadas si se niegan a casarse con un tío anciano o si se enamoran indebidamente, eso es su cultura. Y si lanzan misiles y se inmolan con el expreso fin de matar inocentes, eso no es terrorismo, sino que así es su cultura. Ok, bueno, quizás sí violan los DD.HH, pero no lo saben, porque son primitivos e ignorantes, pobre gente. O peor todavía: así es como expresan su desesperación contra una civilización que los ha pauperizado y no les ha dejado alternativa. Perdón, pero en las fabelas de Brasil están más desesperados, y nadie se ha inmolado todavía en un autobús.

No señor: su objetivo no es comer mejor ni tener un estado -que si fuera sólo eso ya lo habrían conseguido hace rato-, sino la destrucción del otro que no es como ellos. Y eso, eso, viola los derechos humanos.

¿Qué pasaría si Israel hiciera estas mismas cosas? ¿Qué pasa con lo que sí hace: intentar eliminar una amenaza por medios que son a la vez de represión pero que pretenden a la larga crear una disuasión que sirva de base para seguir -una vez más- negociando formas de convivencia? Ah, no, Israel es un país europeo, fue creado por la mismísima ONU y entiende razones y, por lo tanto, está violando a sabiendas los derechos humanos. Y eso, eso, es mala leche.

Despertar estratégico tardío

¿Hacia una mejor administración del conflicto? Mapa de la Franja de Gaza.

¿Hacia una mejor administración del conflicto? Mapa de la Franja de Gaza.

En el análisis militar de la seguridad de Israel, el periodista Amir Oren, del matutino Haaretz, expone hoy algunos principios esclarecedores de la visión israelí acerca de la relación de fuerzas con sus vecinos.

Dice Oren que la doctrina de defensa de Israel, diseñada por David Ben Gurión, postulaba la definición de objetivos moderados, junto con un mensaje a los vecinos acerca de una predisposición a defenderlos por medios extremos. Así eran las fronteras del 49 al 67, sostenidas por una fuerza aérea y de blindados poderosas, junto a la disuasión proveniente del reactor nuclear -supuesto o no- en Dimona. En la última generación se invirtieron los términos: las metas se volvieron extremas (asentamientos judíos en los territorios, retención del Golán), pero los medios y la disuasión se debilitaron.

Oren enumera los errores que llevaron al vestíbulo que condujo al operativo iniciado anteayer, de los cuales es responsable Ariel Sharón: el despeje del Paso de Filadelfia y de los puntos de control estratégico de la Franja de Gaza -a excepción de la evacuación de los asentamientos- y la agachada ante la presión norteamericana de permitir la participación de Hamás en las elecciones en la Autoridad Palestina en enero de 2006.

Sharón ya no estaba en escena cuando su subalterno en aquellos errores, Ehud Olmert, agregó otros nuevos: la debilidad en la respuesta a los ataques de Hamás que, a su vez, facilitó el secuestro de Guilad Shalit de dentro de su propio tanque, y el traspaso permanente del umbral de desafío militar de Hamás hacia Israel.

Este fue el umbral bombardeado anteayer y ayer, en la esperanza de que, del fuego y el humo, surja entre ambas partes una convivencia disuasiva más estable. Hamás continuará fortaleciéndose, pero con el dedo en el seguro del arma, y ya no en el gatillo.

Sharón y Olmert, continúa Oren, diseñaron el peor de todos los mundos. La retirada de Gaza no liberó a Israel de su responsabilidad jurídica por el destino del territorio ocupado, pero al Hamás se le permitió participar en elecciones mientras continuaba conspirando declaradamente para el exterminio de Israel (lo cual le habría estado prohibido por ley, de participar en elecciones para la Knesset). Dichas decisiones estimularon al Hamás a seguir en actitud provocativa. 

Junto con el fracaso político serial, hubo un fracaso militar continuado, del que participaron todos los jefes de estado y del ejército en los últimos ocho años, así como los jefes de investigación y desarrollo en el sistema militar, que no adjudicaron prioridad ni recursos a los procedimientos de emergencia para la intercepción de misiles Kassam y la destrucción de los túneles.

Con el ataque lanzado anteayer, el ministro de Defensa Ehud Barak, que continuaba hasta ahora la línea de la autocontención, busca regresar a la línea bengurioniana de utilizar la fuerza al servicio de objetivos moderados, lograr un arreglo que pueda ser custodiado y cumplido. El despertar del coma nacional es justificado, aun cuando sea demasiado tarde.

ROI en Cancún: un Mundo Judío cambiante

ROI es una comunidad de líderes judíos innovadores impulsada y dirigida por CLI (Centro de Iniciativas de Liderazgo) perteneciente a la Fundación Charles y Lynn Schusterman. Reúne a jóvenes judíos con ideas innovadoras de todo el mundo, una vez por año en Israel, y luego en diversas regiones.

En octubre, los innovadores hiberoamericanos se reunieron en Cancún, México, para debatir nuevas ideas y proyectos, conocerse, divertirse, y pensar el futuro. Fue en el “Primer Encuentro Regional Iberoamericano de ROI”.

No está nada mal, en una época en que las crisis institucionales, junto con las nuevas tecnologías y los desarrollos psico-sociales derivados de la globalización obligan a redireccionar la acción, desde abajo hacia arriba, desde el joven hacia el mundo judío, y ya no desde la vieja institución que les reclama a los jóvenes “por qué no acuden” a los diversos marcos existentes y a menudo vetustos.

CLI y ROI ofrecen ese marco, en esta nueva tendencia a democratizar los espacios, ofreciendo herramientas, y en la medida de lo posible financiación, para que sean los mismos jóvenes los que vayan rediseñando el perfil del mundo judío en el nuevo siglo.

Como lo dice Beto Maya, el Director de Programas de ROI, como conclusión del Primer Encuentro de ROI en Cancún:

“Ahora más que nunca, nos es claro que existe una gran pasión en América Latina y España para activar, que la calidad humana de los jugadores centrales en los diferentes países es extraordinaria, que existe un sinfín de posibilidades de desarrollo y a lo mejor lo más importante, que vale la pena invertir en esta gente, en sus sueños y en sus comunidades.

“Todos salimos del encuentro con más preguntas que respuestas, con más inquietudes, y con más deseo de conocer mejor a las comunidades que nos rodean… Y estoy seguro que este encuentro sembró la semilla para la creación de un marco que fortalezca y apoye a todos aquellos que llevan mucho tiempo soñando, y que quieren convertir su sueño en realidad.”

Los dejo con el video, producido por un servidor a partir de materiales filmados y fotografiados por los participantes mismos, con idea de Gabriel Ben-Tasgal y con las manos mágicas en la edición de Eba Bes-Tasgal.

Ataque con sorpresa

A eso las 12.30 del mediodía de hoy sonó mi celular, del exterior. Era de una emisora argentina, querían entrevistarme sobre el ataque de Israel a Gaza. Me agarraron desprevenido: era sábado al mediodía, y yo había salido a una pastoral excursión llamada “Casa Abierta” con mi hija y una amiguita, en la que los artistas de Modiín recibían al público en sus casas y mostraban sus trabajos y sus atelieres. El ataque había dado comienzo a las 11.30, después de iniciado nuestro paseo. Compartí mi sorpresa con la productora de la radio,  le confesé que me estaba “desayunando” ella a mí, le conté que me sorprendía paseando y le prometí una buena performance para la próxima.

No fui el único tomado “con los pantalones abajo”, como se dice por aquí. La decisión de utilizar el efecto sorpresa en el bombardeo israelí a Gaza, que ya ha cobrado allí más de 200 muertes, fue parte, esta vez, del plan de acción. Al punto tal que, como explica Roni Daniel, el cronista militar de Canal 2, muchos policías del Hamás realizaban tareas de rutina en lugar de ocultarse como de costumbre en los búnkers.

Antes de iniciado el ataque, el gobierno todavía simulaba vacilar acerca de si anular o no el planeado ataque. Anoche se abrieron los pasos fronterizos, la mercadería abastecía a la Franja de Gaza, y las fuerzas armadas del Hamás trabajaban normalmente en las calles.

En los medios israelíes se explicaba que el gobierno había decidido postergar el operativo hasta que el gabinete de seguridad y el alto mando militar terminaran de coordinar los últimos detalles del operativo. En los hechos, el gobierno había planeado el operativo junto con el alto mando desde el vamos. Mientras el gobierno se mostraba dubitativo, la Fuerza Aérea ya había recibido luz verde para lanzar el bombardeo contra blancos del Hamás apenas el estado del tiempo lo permitiera.

Así como yo no pensé que Israel atacaría en pleno Shabat, los líderes del Hamás también entendieron que Israel no atacaría durante el fin de semana. No por Shabat, precisamente, sino porque la canciller Tzipi Livni había estado en El Cairo, y luego los egipcios habían asegurado que todavía se podía hablar de la reanudación de la “tahadía”, la tregua que había durado 6 meses hasta que el propio Hamás la declaró concluida. En suma, nadie en la Franja de Gaza imaginó que Israel atacaría hoy. Por primera vez, Tzahal sorprendió al Hamás no preparado.

Roni Daniel, del Canal 2, menciona cuatro condiciones de Israel para acceder a un nuevo alto el fuego: 1) Israel no aceptará ningún tipo de disparos desde la Franja de Gaza contra su territorio ni contra sus fuerzas armadas; 2) exige que Hamás retire todo tipo de carga explosiva de la cercanía de la cerca separadora; 3) cese de todo tipo de acciones de sabotaje y terrorismo; 4) cese de todo el contrabando de armas hacia la Franja. Por ahora, no parece que el Hamás vaya a aceptar ninguna de las cuatro condiciones, dice Daniel.

Mientras tanto, y si esto es así, Israel no incluyó entre las condiciones la liberación de Guilad Shalit. Y, fuera de “provocar un duro golpe al Hamás”, Israel no ha planteado hasta el momento objetivos de máxima para este ataque, tal vez para no crear falsas expectativas y fracasos consabidos de antemano.

Lo que queda, mientras las pantallas de tv del mundo se llenan con muertos palestinos, mientras Guilad no vuelve, y mientras más misiles Kassam y morteros palestinos siguen aterrorizando -y hoy matando- israelíes, es el trágico dilema: en este diálogo de sangre entre Israel y Hamás, el ataque era inevitable pero, al mismo tiempo, inútil.

Escenas israelíes: la laptop junto a la janukiá

La Biblia junto al ordenador. Las personas fotografiadas no guardan relación alguna con la presente nota.

La Biblia junto al ordenador. Las personas fotografiadas no guardan relación alguna con la presente nota.

Hoy es viernes, hace frío y recién acabo de descifrar mi aire acondicionado, para que en lugar de enfriar, caliente. Antes de eso me congelé. Ahora mi casa está llena de compañeritas de mi hija, porque no hay clases por Jánuca, y yo estoy en casa, entonces aprovecho para juntar créditos con los otros padres, para usarlos (a los créditos; bah, también a los padres) en horas de necesidad.

Jánuca. En la Argentina no me daba cuenta que existía, porque es en diciembre, y allá las clases ya se terminaron. Pero acá puede ser una fiesta bien molesta, valga la rima. No hay clases toda la semana, hay muchos festivales y mucha presión de los chicos por gastar plata. Hay eventos y cenas del trabajo de la mujer de uno, en las que hay que poner cara de “qué contentos que estamos de que nos hayan invitado”. Todo esto viene como fascículo extra de los trompos, las perinolas, las janukiot  con las 8 velitas + una, y las “sofganiot”, bolas de fraile llenas de aceite y azúcar, que pueden ser la parte agradable.

Ayer viajamos al norte, a lo de mi suegra. No sé si ya les conté, pero me casé con una familia de judíos marroquíes. Sí, claro, con una de las hijas de mis suegros marroquíes, pero también con ellos, y con las hermanas de ella, y sus maridos y los hijos de todos ellos. Con el tiempo aprendí a entender de qué hablan y a comer picante. También me gusta su religiosidad relativa. Casher sí, pero también teléfono, televisión.

Después de mucho tiempo, la verdad, ayer vinieron todos, salvo mi cuñado varón, que se fue a Estados Unidos, cansado de pagar los pesados impuestos de acá. Mis cuñadas estaban en pleno, y sus maridos y sus hijos, salvo mi cuñada soltera, interpretadora de sueños.

Ahí estaba mi suegra friendo sus “sfinge”, bolas de fraile a la marroquí, con forma de rosqueta, tratando de meter un bocadillo en la charla, sobre cómo le fue en Yanquilandia en lo de su hijo varón y su familia. La tapaban los gritos de sus hijas. En realidad no gritaban, sólo hablaban así. De ropa, de comida y del Gran Hermano.

En un cuarto aldedaño los primitos, incluidos mis hijos, metiendo un bardo fenomenal que por suerte no terminó en la ruptura irremediable de la computadora que mi suegra todavía no aprendió a usar.

Y en el living, nosotros los concuñados, hablando de trabajo, de dinero, de la crisis y de la guerra que podría estallar en el sur. Mi cuñado fotógrafo hacía gala de todos los viajes que se ahorraba mandando las fotos del casamiento por mail a sus clientes antes de imprimir el álbum. Ahora tiene internet celular, fanfarroneó, “les edito las fotos y se las mando incluso esperando el semáforo”.

Mi otro cuñado, además de contador y ahora abogado, es adicto a las noticias. Además es el tradicionalista de la tribu. Cuando llegó la hora de prender la vela del día (¿la quinta?), me preguntó a mí si me acordaba de las brajot. Me acordaba, le dije, pero prefería no arriesgarme, sin aclarar a qué.

Entonces le secuestró la laptop a nuestro otro concuñado, el fotógrafo, que apenas había puesto el último efectito a las fotos de la jupá de la familia Busquila, y buscó por Internet las benditas bendiciones.

En resumen, muchos chicos, mucho ruido, mucha fritura, una janukiá, como hace miles de años, pero con una laptop al lado, con judíos israelíes mizrajim modernos leyendo las brajot de la pantalla de Internet. La foto se las debo.

Atacar o no atacar, ésa es la cuestión

Haaretz)

Lo que quedó de una casa, en un kibutz del sur. (Foto: Haaretz)

Una rápida mirada a la tapa de los principales diarios israelíes arroja un panorama preocupante. Una bomba de mortero hizo trizas una casa en un kibutz del sur, junto a la Franja de Gaza. El ejército, en tanto, llama a sus soldados en servicio permanente a tomarse vacaciones ahora, lo antes posible. Después no van a poder. Mientras tanto el gobierno negocia consigo mismo si negociar con Hamás una renovación de la tregua o atacar. El padre de Guilad Shalit se opone a una nueva tregua que no incluya la devolución de su hijo.

Atacar o no atacar, ésa es la nada fácil cuestión. El radio de llegada de los misiles del Hamás llega hasta Ashdod e incluso hasta las afueras de Beer Sheva. Queda claro, a nivel estratégico, que la Desconexión, retrospectivamente, fue un error en esas condiciones: por unilateral, y por no tener en cuenta las condiciones políticas en el terreno, a saber, la hegemonía del Hamás, que echarían por tierra cualquier intento negociador que no sea puntual. En esas condiciones, cualquier tregua hace el juego del Hamás, que aprovecha el tiempo de descuento para rearmarse y sobrearmarse.

Ahora, Israel se parece al clásico paciente odontológico, que no pide turno al odontólogo hasta que duele de verdad y no queda más remedio. Sólo que a esas alturas, ya no será una amalgama, sino un tratamiento de conducto, cuando no la extracción total del molar. O sea: el precio que deberá pagar Israel, tanto en vidas de soldados como en imagen internacional, crece con cada día que pasa. Quizás no sean los mismos números de caídos que en la Segunda Guerra del Líbano, pero la dinámica es la misma: dejar pasar el tiempo permitió la transformación del Hamás, al igual que Hezbollah, en un ejército de guerrilla altamente profesional.

Por otro lado, el problema no termina allí: Israel empieza 2009 en clave de elecciones, con un primer ministro que ha renunciado y que no tiene capacidad estatutaria ni política para lanzar una nueva guerra. Dentro del gabinete se enfrentan dos posturas. Por un lado, el premier saliente, Ehud Olmert (Kadima pero irrelevante), hace dupla con el ministro de Defensa Ehud Barak (Laborismo, tercero en las encuestas) en la tesitura de la autocontensión. Ninguno de los dos puede ni quiere terminar su carrera política con otro fiasco militar en el que, nuevamente, no se fijen metas para la conflagración. Pues una guerra en Gaza que no tenga como objetivo el fin del régimen del Hamás en Gaza u otro objetivo claro por el estilo, está condenado a repetir la historia ocurrida en el Líbano. Y derribar al Hamás, hoy, cuesta muchos cadáveres.

En el otro rincón, la canciller Tzipi Livni hace pareja con Jaim Ramón (Kadima, segundo en las intenciones de voto) en favor de un ataque masivo, que contaría con el apoyo del líder del Likud (primero en las encuestas), Biniamín Netaniahu. Sencillamente, el ataque, cuanto antes, es popular. Antes de cualquier acuerdo de paz, la gente quiere ver acción, para negociar después desde una posición de fuerza, y la mera declaración en tal sentido les valdrá a los principales candidatos, así lo esperan, un aumento significativo en las urnas.

Nada de lo que se haga o se deje de hacer en las próximas semanas podrá escapar a la coyuntura electoral, y los protagonistas probablemente saldrán mal parados, hagan lo que hagan. En el camino, muchas vidas estarán en juego, no sólo israelíes pero también, no sólo la de Guilad Shalit, pero también.

Una Video Conferencia Innovadora, ó: Kisilevski, Gran Hermano

VC de casa a casa.

Nuevas tecnologías (caseras) y un poco de audacia: VC de casa a casa.

La semana pasada logramos la proeza: una video conferencia con costo 0 (cero!) en tecnología. Digo logramos porque fue en conjunto con el equipo de dirección de la escuela J.N. Bialik de Rosario, Argentina, en una capacitación para el equipo docente en pleno, y con el auspicio del Programa Jail, del Ministerio de Educación de Israel.

Atención instituciones y grupos privados: todo es cuestión de animarse, que las conexiones hoy en día andan mucho mejor. Se trata de “traer” un ponente desde Israel, pero con el único gasto de los honorarios del ponente: ni vuelo, ni hotel, ni viáticos, tampoco gastos de equipos, cámara, conexión coaxil. Cuando el presupuesto no dio para la conexión para Video Conferencia entre el Contact Center de la Sojnut en Jerusalem y la comunidad rosarina, decidimos dar el salto y jugarnos por el nunca bien ponderado Messenger. También se puede hacer por Skype. No hemos inventado la rueda, y ya son muchas las instituciones que realizan actividades de intercambio educativo internacional por estas vías.

La directora del Bialik, Noemi Almus Simbler, y el equipo docente del Bialik, en clase...

La directora del Bialik, Noemí Almus Simbler, y el equipo docente del Bialik, en clase...

¿Y cómo fue? Con Andrea Trumper, una docente con agallas, probamos equipos, primero desde su casa en Rosario a la mía en Modiín, y todo perfecto. Pero desde la escuela la conexión no enganchaba, aparentemente debido a que las computadoras están conectadas en red. Decidimos que debía ser de casa a casa.

Noemí Almus Simbler, la valiente directora del Bialik, decidió levantar el guante e invitar a todos sus docentes a su propia casa. Laptop, cañón, café y facturas mediante, cosa de hacerme extrañar. Yo mandé una presentación en Power Point de antemano, tema: “Religión y Estado en Israel, y sus implicancias para la vida cotidiana”.

Llegada la hora, nos conectamos. Cuando la imagen no anduvo, pasamos al audio, que anduvo perfecto durante dos horas. Yo iba hablando como por radio, con la diferencia de que escuchaba a mis oyentes, hasta cuando se reían, cosa que no pasa en la técnica de la web-conference, e iba contestando preguntas. Yo iba pidiendo “Próximo slide”, y en Rosario iban apretando la flechita de la Power Point.

Una vez pasada la novedad, el medio dejó de ser el mensaje, y nos metimos de lleno en la problemática social israelí, como si estuviéramos todos juntos sentados en el living de Noemí.

Una cosa para corregir: cuando terminamos, decidimos probar de nuevo el video. Ahí anduvo otra vez, entonces vi mi propia cara enorme proyectada en la pared, y me hizo acordar del Gran Hermano, pero el original, el de “1984″ de Orwell. Del terror. Les dejo a ustedes los comentarios sobre la época extraña e increíble que nos toca vivir. Yo, por mi parte, prometo alejar un poco la cámara la próxima vez…

La concurrencia viendo un slide del PPT, enviado sencilla y previamente por e-mail desde Modiin. Un lujo.

La concurrencia viendo un slide del PPT, enviado sencilla y previamente por e-mail desde Modiín. Un lujo.

Ganó Shifra. ¿Y entonces?

Shifra Korenfeld, la "Fridmanit" vencedora.

Shifra Korenfeld, la "Fridmanit" vencedora.

Para mí el triunfo de Shifra en “Haaj Hagadol”, derrota de Iosi Bublil mediante, es una buena noticia. No por nada. Sencillamente me gustan más las mujeres que los hombres (sin ofender a nadie), y la gente delicada más que la violenta, la gente inteligente más que la tonta. Me corrijo: los tontos no me disgustan, al contrario, hace mucho tiempo dejé de colocar la inteligencia en el tope de las virtudes humanas, pues hay otras tanto o más nobles; me molestan, en cambio, aquellos que siendo tontos se creen inteligentes, mirando con arrogancia al resto de los mortales, lo cual no los hace sólo tontos sino también insoportables. Y eso, entre otras cosas, es lo que casi se corona rey en Bubliland.

Pero también es una buena noticia por el asunto étnico en Israel. No porque hayan ganado los “Fridmanim” sobre los “Bublilim”, es decir, los ashkenazim sobre los sefardim. Tampoco porque sea mentira que Shifra representaba a los primeros, como si no hubiera ningún problema étnico en Israel. Tampoco soy ciego: una parte de los participantes y del público hicieron de “Haaj Hagadol” una contienda étnica.

Y en ese sentido, el triunfo de Shifra viene a decirles a los que hicieron del tema étnico lo central en el Gran Hermano israelí, es decir, los Bublilim mismos: si ése es el papel que juegan los mizrajim-sefardim en una contienda supuesta o no contra los ashkenazim, no merecen ganar. La próxima, pongan a alguien mejor, que los hay, y muchos. Y si no, compitan por quienes son, sin ínfulas de representación social.

Los mizrajim en Israel vienen dando una seria batalla que dura décadas por el acceso a los resortes del poder, de la cultura, de la educación y de la economía. Hoy en día los Eyal Golán y Sarit Hadad ocupan lugares de honor en la primera línea de la cultura junto con  los Shlomo Artzi y Aviv Guefen. Olim (inmigrantes) de Marruecos y de Irak llegan a presidentes y a ministros del gobierno, en virtud de méritos propios y dobles, porque tuvieron que enfrentar adversidades superiores a las condiciones de los ashkenazíes en su integración al país.

Todavía queda mucho por hacer. Los bolsones de pobreza y desocupación en las ciudades en desarrollo, que fueron pobladas con inmigrantes mizrajim en los años 50 y 60, lejos de desaparecer, comienzan a sufrir renovadamente por la crisis mundial, y el tercer sector no da abasto para paliar la desigualdad de oportunidades. La integración entre poblaciones, explican los sociólogos, es heterogénea en ritmo, en geografía, en franjas etarias, etc.

¿Pero dirimir estas cuestiones tan serias por medio de Iosi Bublil? Mm… Muchachos, a ponerse las pilas, que si ése es vuestro modelo, podríais perder la carrera en más de un sentido. ¿Iosi Bublil intendente de Ashkelon, por ejemplo?