¿Abraham pudo haber sido negro?

¿Loco yo? Kisilevski al borde de un ataque de nervios.

¿Loco yo? Kisilevski al borde de un ataque de nervios.

Tengo respuesta para la pregunta del título, les juro, pero primero tengo que descargarme. Ayer fue un día de brujas. ¿Vieron esos días en que todo sale mal… al mismo tiempo? Mi hija quería invitar a Noia, compañerita del cole, que se mudó y cambió de teléfono. Lo saqué de la compu y arreglamos. Mi esposa tenía que llegar de no sé qué lugar y la traían hasta no sé cuánto, así que yo la tenía que ir a buscar en el coche a no sé dónde, ahí en el medio de las sagradas rutas de Tierra Santa. Y yo me olvidé! Voy a llamar a la amiguita de Mai para anular, y en eso… Corte de luz!! No puedo sacar otra vez el teléfono de esta familia, ya está oscuro (sí, a las 16.30!!, va en post aparte) y Noia llega y empiezan a jugar en el pasillo del edificio, con las muñecas, mientras yo no sé si buscar primero las velas o llamar a Osnat para decirle que no puedo llegar, porque no tengo luz y tengo amiguita. Decido hacer todo junto, porque sé que está oscuro, Osnat espera en esas rutas y seguro que tiene frío. Hablo con la Compañía de Electricidad y, muy eficientes descubren que “tiene Ud. una falla particular, no nuestra. Llame a un electricista”. Genial. Para eso tengo que encontrar la guía, porque luz para buscar en la compu, nones. Encuentro, no antes de tirar al piso todo lo que está alrededor. Llamo a Avi, que según la guía vive cerca. Me hace apretar botones y fusibles. Logra que ande la heladera. Entendieron? Tengo toda la casa a oscuras, incluida la cocina, ¡pero la heladera anda!!! ¡Qué suerte! Avi va a venir en hora y media. Eso me da tiempo para ir a buscar a Osnat. Las nenas se quieren quedar a jugar en el pasillo con las muñecas, imaginaos! Las cargo a la fuerza con todo y muñecas en el coche, y media hora después encuentro a Osnat temblando, con hambre y con sueño, pero con buen humor, no sea cosa que se ponga a putear delante de las visitas.

¿Y Abraham?

Ah, sí, Abraham. Publica hoy Haaretz en tapa: “Una nueva investigación sobre la apariencia de los primeros judíos revela hallazgos sorprendentes”. Dice que nadie sabe, en realidad, de qué color era la piel de nuestros antepasados, y que la Biblia no da demasiadas pistas. Los restos mortuorios hallados por arqueólogos dan sólo una información parcial, porque los tejidos blandos no se conservan.

En blanco y negro. Abraham Avinu.

En blanco y negro. Abraham Avinu.

La creencia convencional es que los primeros hebreos se parecían a los pueblos que viven hoy en día en el Medio Oriente o en la Cuenca del Mediterráneo. Sólo que ahora, un antropólogo israelí que investigó el tema sostiene, sorpresivamente, que los habitantes del Reino de Judea en el tiempo del Segundo Templo podían ser parecidos a los negros africanos. El posible descubrimiento es del profesor Yair Ben David, que usó para su investigación dos cráneos, uno de hombre de la época helenista, y otro de mujer, que vivió en la época de los romanos, ambos hallados en la zona del Mar Muerto.

Para resumir, cuando reconstruyeron la cara del varón con sofisticados métodos computarizados, vieron que habría pertenecido a una raza de las que eran conocidas por aquel tiempo en el Mediterráneo. Pero la mujer tenía rasgos que sorprendieron a los investigadores. “Tiene boca grande, con un labio superior prominente y un relleno labio inferior. También la nariz es grande, con el puente bajo. Según estos y otros hallazgos, se puede inferir que también pertenecía a la raza caucásica, pero tenía también rasgos africanos.

Ben David señala el parecido entre las dos personas cuyos rostros fueron reconstruidos y reconstrucciones de poblaciones judías más tardías que vivieron en Europa. Comparó también entre judíos antiguos que reconstruyó y las características promedio de judíos contemporáneos en Israel, y llegó a la conclusión de que existe un gran parecido entre las poblaciones.

Los hallazgos de la investigación podrían gustar a grupos cristianos de negros en Estados Unidos, que sostienen hace decenas de años que los Hijos de Israel eran en realidad negros. Sin embargo, el propio Ben David no sostiene dicha afirmación, concluye Haaretz.

Anuncios

3 pensamientos en “¿Abraham pudo haber sido negro?

  1. Hola Anelaisi, bienvenida! Mira, aquí no se trata de diferenciar, simplemente es interesante. El racismo no llega debido a la existencia de los colores, sino cuando se los discrimina, cuando se justifican actitudes de desprecio, o cuando se da la violencia y la desigualdad ante la ley sobre la base del color de la piel, la religión, etc. El hecho de que no se deba discriminar, con lo que todos estamos de acuerdo, no significa que no haya negros, blancos y amarillos, y todos los hermosos matices intermedios. Hay en el Museo de la Coexistencia en Jerusalem un cartel enorme que dice “No colors”, como llamando a anular todas las diferencias entre la gente. Es un llamado bienintencionado, como el tuyo. Sin embargo, es peligroso. Yo lo cambiaría por “Sí a todos los colores”, un “Sí” bien grande e igualitario, multicultural, enriquecedor. A veces, el querer anular las diferencias o no hablar de ellas por temor a la desigualdad, suele terminar precisamente en la anulación del otro, que era lo que queríamos evitar.

    Me gusta

  2. “Museo de coexistencia en Jesuralem”, qué bonito suena eso. ¿Ese museo no está acaso en una cuidad donde el maldito Tzahal destruye diariamente casas de los autóctonos palestinos, y en su lugar construyen otras casas nuevas para los inmigrantes rusos, polacos y otros tantos?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s