En el tintero: Una a favor de Jabad

Reasumo después de una semana de trabajo muy intensa, en la que pasaron muchas cosas y muchas más me quedaron por decir. Ya habrán visto que me tocó contar el atentado en Bombay para Clarín, así que aproveché y usé las notas como posts, cosa de no faltar demasiado a este “trabajo” tampoco.

Se puede hablar horas de lo que pasó ahí, pero me quedé con las ganas de hablar bien de Jabad, aunque suene sorpresivo o desubicado viniendo de un laico declarado, o bien a destiempo. Pero lo es cierto es que Jabad nos provoca una sensación de incomodidad que cuesta definir a los que estamos afuera. Como no aceptamos lo que viven los de adentro a nivel ideológico, nos consolamos pensando que les “lavan el cerebro”. Nos sentimos bárbaro pensando que Jabad utiliza las más altas tecnologías y las más refinadas técnicas de marketing para manipular a las masas de judíos perplejas por la globalización y la malaria económica. Y que para ello mueven grandes cantidades de dinero. En resumen, mala gente.

Cuando la verdad es que lo que tenemos es envidia. Envidiamos a Jabad, ante todo, porque tienen éxito. Porque cuando nosotros hacemos marketing, lo llamamos marketing. Cuando Jabad hace el mismo marketing, lo llamamos “manipulación” y “lavado de cerebro”. ¿Y para qué hacen marketing? No sólo para captar, traer hacia adentro de sí a más adeptos, sino para hacer el bien tal como ellos lo entienden, y como lo creen de corazón.

Por supuesto que hay (o puede haber) un cálculo estadístico dentro de su “business plan”: de tanta gente para la que hagamos mitzvot sin mirar a quién, un porcentaje “x” vendrá a otra charla, un porcentaje “y” del cual se convertirá en habitué, un porcentaje “z” del cual comenzará un proceso de teshuvá, de volverse religiosos. ¿No es el tipo de cálculo de ventas que hace o debiera hacer cualquier empresa seria? ¿Y no dicen hoy que las organizaciones del tercer sector se comportan o se debieran comportar en gran medida como empresas para poder crecer? Jabad es pionera en asimilar conceptos del marketing, del maxi-marketing y del posicionamiento a su institución/organización/movimiento sin fines de lucro, tema sobre el que ya escribieron, entre otros, Peter Druker, gurú del marketing moderno. En ese sentido, kol hakavod Jabad.

Porque además hay otro punto. Jabad invierte en estar presente en la mayor cantidad de lugares posible. Se podría decir que esa es su misión intra-institucional, así como la de Walt Disney era “cuidar hasta el mínimo de los detalles”. Y lo que lleva a esa cantidad de lugares con la que ningún movimiento laico se ha atrevido siquiera a soñar, es “Toire” al estilo jasídico: valores, no sólo místicos, sino aquellos ligados a lo humanístico y a lo afectivo entre la gente: la hospitalidad, la tzedaká, el sentido del dar, también la alegría, la dimensión del cuerpo puesto en acción junto con el alma, en el baile, chupi incluido. Dirán: eso es por los millones que mueven, que andá a saber quién y por qué los pone. ¿Saben qué? Ojalá todos los que tienen esos millones, lo pusieran en cosas en las que creen, en lugar de patinárselos en placeres, amantes, diamantes, y viajes por el mundo. Tampoco los filántropos laicos, que los hay, y muy fuertes, no dedican sus esfuerzos al reaching out a un nivel mundial como lo hace Jabad. Entonces, a no quejarse.

Es cierto: me hace un poquito de “ruido” la campaña que están haciendo ahora, justo después de Bombay, sobre “¿En qué podés ayudar?”, es como que alguien se olvidó allí de poner el freno, y no es la primera vez que les pasa. Cualquier experto en marketing, ahora, les recomendaría guardar silencio por un buen rato, dejando que los Kisilevskis del mundo les hagan, sin que se los pidan, prensa a favor.

Pero ya los volveremos a criticar cuando se nos pase este ataque de fervor jabadnik. Hoy elijo perdonarles el desliz, contarles que los laicos de buena voluntad sí creemos que su presencia en Bombay, en Moscú y en Tanganika es buena para los judíos, y que esperamos que otros movimientos más racionales y menos alegres, por el bien de la pluralidad judía, atinen algún día, en lugar de a criticarlos, a preguntarles cómo lo hacen.

Anuncios

7 pensamientos en “En el tintero: Una a favor de Jabad

  1. Lo que le criticamos a jabad, y le sigo criticando, no es que usen la técnica más elevada para atraer gente y convencerla de vivir como ellos creen es correcto, les critico que crean que su manera de vivir es la única correcta y no nos reconozcan a la secular como otra manera de vivir el judaismo. Nunca veremos una nota como esta pero escrita por un jabadnik y hablando bien del laicisismo. Lo malo no es que capten gente a su modo de vida, sino que en su modo de vida no hay espacio para que yo pueda vivir el mio.

    Me gusta

  2. David, hola hombre! Bueno verte por acá. Polemizo con vos, y digo: si eso es todo lo que te molesta, casi los admirás igual que yo. Porque, ¿para qué querés que te reconozcan? Si no lo hacen, es porque eso atentaría contra su esencia. Es como pedirme a mí, o pedirte a vos, que NO los reconozcas a ellos. Eso sería contradictorio con NUESTRA esencia pluralista y democrática, que no es la onda de ellos. Es cierto, nos molesta, pero: ¿acaso a ellos les molesta nuestra crítica, o el no reconocimiento de otros laicos? Ni siquiera lo piden, como vos sí les estás pidiendo el de ellos, como si su reconocimiento de tu modo de vida laico fuera condición para algo. ¿Por qué les estás confiriendo esa autoridad de reconocerte o no? No reconocen tu estilo de vida: big deal! ¿Pero acaso su no reconocimiento del laicismo se traduce en alguna acción concreta que atente contra él? El problema no es no reconocerse mutuamente ni, como ya lo dije en otro post, no gustar de otros grupos humanos, sino la traducción de ese no afecto por el otro en acciones discriminantes concretas. El día que Jabad sea gobierno, hablaremos de nuevo.

    Me gusta

  3. Es cierto todo lo que se dice en este texto de Marcelo.

    Yo no me considero adversario de Jabad, mucho menos me disgusta. Soy laico pero, aunque parezca contradictorio, creo que los laicos deberían aprender mucho de Jabad, y no me refiero solo a estrategias de “marketing”. Porque el hecho de instalar un Beit Jabad en “la loma del culo” (vamos… que en Bombai hay menos de cinco mil judíos de una población total de dieciocho millones de personas), brindar amor incondicional a cualquier judío que lo necesite sin importar su nivel de religiosidad, ayudar económicamente a los más necesitados sin pedir nada a cambio, abrirle las puertas al que te pide refugio, ayudar al prójimo y al hermano más desfavorecido… y encima que después de haber una masacre y haber reventado el Beit Jabad entero (con víctimas mortales incluido), tengan la fuerza y el coraje espiritual de erigir otro, y otro, y otro… todo para ayudar al judío que necesita… y contestar al odio con buenas accciones… a la mierda! realmente es para admirarlos!

    Sí, es cierto, tengo un estilo de vida distinto a ellos, no cumplo las mitzvot, no me gusta la vestimenta de “cuervo”, me molesta que no sean sionistas comprometidos ni quiero que la imagen del judío sea la del típico “haredí” (más bien me gustaría que sea como el Ari Ben Canaan de la novela “Éxodo”)… es cierto todo eso, pero con todas esas diferencias, creo que de Jabad podemos aprender muchas más cosas buenas que algunas que podamos realizar a modo de crítica. A mi personalmente me ayudaron cuando lo necesité, por el simple hecho de pertenecer al mismo pueblo y no me preguntaron si hacía shabat o no… ese solo hecho me demostró que toda la mierda que se larga contra Jabad (incluso dentro de nuestra propia gente), como dice el post, responde solo a un impulso de nuestra debilidad humana: le envidia (y no precisamente ‘de la sana’).

    Un saludo, gran post!

    Me gusta

  4. ¿Pero acaso su no reconocimiento del laicismo se traduce en alguna acción concreta que atente contra él?
    Si.El mismo que el de mafdal.La oposición a las concesiones territoriales que podrian acercarnos a un proceso de paz aceptable para el mundo arabe vuelve a Israel un pais demasiado extremista para laicos.
    Jabad (y mafdal) son la garantía de que jamas se podra vivir en paz con los arabes y en ese sentido expulsan de Israel a los que queremos vivir en paz y creemos a la paz no hay tierra santa que se le oponga…

    Me gusta

  5. Victor hola. Aun cuando podamos estar de acuerdo en la necesidad de concesiones territoriales, no estoy de acuerdo en incluir posiciones ideológicas sobre los territorios en la misma bolsa que las imposiciones que se desprendieran de su no reconocimiento hacia mi forma de vida. Y esto es por una razón importante: bien pueden ellos decir exactamente lo mismo. De hecho lo hicieron, cuando tradujeron las concesiones de Rabin en Oslo como daño personal hacia las vidas cotidianas de cada uno de los judíos. Uno de ellos, Igal Amir, llevó el razonamiento hasta sus últimas consecuencias, y terminó matando al líder…

    Podría estar de acuerdo con vos, en cambio, si me hubieras dicho que su no reconocimiento es el que me coerciona en Israel a casarme por Jupá ortodoxa, y todas las demás compulsiones religiosas que existen en Israel. Sólo que éstas son por parte del Gran Rabinato, y no directamente del Jabad israelí. Contra eso sí protesto y seguiré protestando. Pero su estilo de vida no me molesta para nada y tampoco necesito que reconozcan el mío. Con que me dejen vivir mi vida en paz me alcanza.

    Me gusta

  6. Con que me dejen vivir mi vida en paz me alcanza???
    Marcelo Por lo que se la llegada en 1929 del gran rabino de jabad a Hebron fue el principio del primer pogrom antiisraeli aun antes de que existiera Israel.
    Es decir que si a ti y a mi nos alcanza con que nos dejen en paz,a los extremistas no,a ellos solo les alcanza con que no nos crucemos en su camino y cuando lo hacemos pasamos a ser sus enemigos, si esto es ideologico, pues la realidad también lo es, de todas formas tienes razon en que los extremistas judios toman el mismo argumento, que nos remite a una guerra santa por ambos bandos…
    ¿Y entonces que hacemos los que no creemos en la guerra y menos todavía en las guerras santas y en los pogrones que ambos bandos estan cometiendo, el último, el de los colonos, graciosamente también en Hebron?
    Te reconozco que no se cual es la responsabilidad directa de jabad en estos episodios pero no los veo saliendo a ponerse entre ambos bandos para pacificar precisamente, como la superioridad moral que proclaman haria suponer…Te agregarla en ese sentido la vieja frase: el que no es parte de la solución es parte del problema y ese problema, en Israel, no nos deja vivir en paz.

    Me gusta

  7. Lamento interrumpir la discución. Pero no puedo evitar intervenir para denunciar al Sr. Victor Murkies en relación a todas las barbaridades que dijo con respecto a la violencia en Hebrón (sin relación alguna con este post). La primera de ellas fue…

    “Marcelo Por lo que se la llegada en 1929 del gran rabino de jabad a Hebron fue el principio del primer pogrom antiisraeli aun antes de que existiera Israel.”

    La carnicería organizada por el nazi Mufti de Jerusalem (tío de Arafat) que se produjo en agosto de 1929 en el marco de un pogrom terrible contra los pacíficos judíos de Hebrón, perpetrada por una masa de árabes fanáticos con cuchillos, no tiene absolutamente nada que ver con la presencia o no presencia de Jabad ni de ninguna organización judía. El pogrom en cuestión, como cualquier pogrom antisemita, estaba destinado a matar judíos (sin importar su grado de religiosidad). Meter a Jabad como chivo expiatorio de un pogrom antijudío que nada tiene que ver te equipara con los antisemitas que justificaban los pogroms bajo la excusa de que los judíos usan la sangre de niños cristianos para hacer levadura y cosas por el estilo.

    Segunda salvajada dicha por el Sr. Victor…

    “¿Y entonces que hacemos los que no creemos en la guerra y menos todavía en las guerras santas y en los pogrones que ambos bandos estan cometiendo, el último, el de los colonos, graciosamente también en Hebron?”

    Independientemente de que puedan ser condenables, injustificables y repudiables algunos de los sucesos de violencia ocurridos en Hebrón a raíz del desalojo forzado de la Casa de la Paz o Casa de la Discordia (que por cierto la violencia no fue unilateral, sino que tuvo responsables en los colonos, los árabes y la policía), lo cierto es que no puede ser comparado ni remotamente con un pogrom, ya que eso equivale a banalizar este último término. En un pogrom se asesina, se viola, se quema, se destruye y se masacra población indefensa… ejemplos hay muchos, sobre todo en Europa Oriental, pero también en Israel con las múltiples masacres en Safed, Yaffo, Rosh Pinah, Jerusalem, Hebrón y casi todas las zonas del país en los años del Mandato en 1920, 1921, 1929, 1936, 1937, 1938, 1939 (el Mufti nazi y tío de Arafat sabía bien hacer un pogrom, el mafioso asesino Amin al-Husseini)… sin contar las salvajadas árabes cometidas durante el transcurso de la Guerra de Independencia. El señor Victor debería informarse al menos un poco antes de emitir semejantes comentarios desde la ignorancia más profunda, pues es bien sabido qué es un pogrom organizado y qué es un hecho esporádico de violencia aislado e individual, es bien sabido lo que pasó en Hebrón cuando hubo un VERDADERO pogrom en agosto del ’29, y comparar esos hechos semejantes y trágicos con un par de tiros al aire que tiraron dos judíos exaltados, lo convierte al señor Victor en la misma m… que aquellos enemigos y detractores de nuestro pueblo que banalizan el Holocausto o comparan a Israel con el Apartheid. Nunca hubo un pogrom cometido por judíos en Hebrón ni una Intifada judía. Así que Sr. Víctor, infórmese un poco más antes de hablar tantas incoherencias, por decirlo de manera suave por respeto a Marcelo que maneja este sitio.

    Perdón, pero me revienta la gente que banaliza los términos y no tiene la menor idea de nada…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s