Separando algunos tantos: la polémica alrededor de Gaza

En la polémica que se da en el seno de los propios judíos en torno a lo que está sucediendo hoy en día en Gaza, siento la necesidad de separar tantos en varios planos, para que hilemos más fino que la ecuación clásica “violencia” vs. “no violencia”.

Uno de ellos es 1) pacifismo vs. pasividad, por llamarlo de algún modo. No son lo mismo. 2) Otro plano es el de estado de guerra vs. estado de paz, y 3) un tercero toca a lo político: palestinos de un tipo frente a palestinos de otro, en cuanto a sus intenciones y nuestras posibilidades de negociar con ellos. 4) Y cuando se defiende a los palestinos desde Occidente, se está cometiendo otro pecado moralista e incluso paternalista, el de juzgar diferecialmente entre derechos humanos y relativismo cultural. Vamos por partes.

1) Pacifismo vs. Pasividad

Pacifismo no tiene por qué significar no levantar un arma jamás, y la pregunta que queda entonces es cuándo sí. Si estamos de acuerdo en que para defendernos sí, la siguiente pregunta es si existe algún caso en que atacar sea para defendernos. Si consideramos los ataques con misiles sobre territorio soberano como “causal de guerra”, la pregunta siguiente es cuándo se agotan las instancias diplomáticas, puesto que estos misiles, en efecto, no están poniendo en peligro la existencia del estado.

Para acercarlo más a la Argentina, es como ya dijo alguien, como si Uruguay quisiera resolver el tema de las papeleras bombardeando con pequeños misiles, todos los días, la ciudad de Gualeguaychú. Yo no sé si el gobierno y el ejército argentinos lo tolerarían por 8 años! Por no hablar del resto de los atentados terroristas cometidos por Hamás y sus similares.

Y antes del ataque, Israel acudió a las instancias internacionales, Consejo de Seguridad, etc. Digo, el abstenerse de matar a veces es difícil cuando de un lado se pide dejar de tirar, y del otro se pide dejar de existir. Se dirá que Israel forzó a los palestinos por su bloqueo, en cuyo caso los que se están defendiendo son los palestinos. Pero vamos, que las cosas son al revés, exactamente al revés. Después de copar violentamente la Franja, el Hamás se convirtió en agresor. Sí, qué vamos a hacer, a veces el débil es el agresor. ¿Que había y hay ocupación? La pregunta es qué hizo Hamás con la desocupación de Gaza en 2005. Oportunidades no faltaron, ni van a faltar en el futuro.

2) Estado de guerra vs. Estado de paz

Los reclamos de no matar a los asesinos sino capturarlos y someterlos a juicio, en mi opinión, son la base de la segunda doble vara con la cual se miran estos episodios, entre estado de guerra o estado de paz. Aquí caemos en una trampa, a veces en la “mala leche” de la prensa y la opinión pública internacionales: a los palestinos se los juzga según el criterio de estado de guerra, desde el cual, con razón o sin ella, tienen derecho a resistirse al ocupante con los medios a su alcance.

Pero a Israel, cuando combate, con razón o sin ella, con los medios a su alcance, se lo juzga según el criterio de estado de paz, según el cual no está matando a su enemigo en el campo de batalla sino perpetrando ejecución sumaria; en cambio, debiera capturar a los “sospechosos”, investigar cada crimen y obtener pruebas -que de paso no violen las normas investigativas del derecho penal, o sea: que un juez es el que autorice allanamientos, y demás- y luego probar su culpabilidad por medio de la presentación de evidencias y testigos.

La respuesta en mi opinión, es contundente: o ambas partes se comportan civilmente, o ambas lo hacen militarmente. Desde el momento en que el Hamás comete actos bélicos, por más débiles (e imbéciles, por inútiles, pues ellos sí podrían lograr su cometido -salvo la destrucción de Israel- por vías diplomáticas), todos sus miembros se están colocando a sí mismos en el campo de batalla y en la mira de armas. Y a reclamar a otra parte. Dicho sea de paso, esto tiene que ver con lo que Marky Levy definió alguna vez como “la responsabilidad del débil”.

3) Palestinos nacionalistas vs. Palestinos fundamentalistas

Quiero abundar menos en ello, que mucho ya se ha escrito. Pero puedo resumir diciendo, citando al politólogo Shlomo Avineri, que la gran tragedia palestina es su propio fracaso en conformarse como nación. Tenemos hoy en día dos unidades políticas que no sólo están separadas por lo geográfico y lo religioso, sino por sus agendas, por el “qué queremos”. Incluso si se mantuvieran así, y sus diferencias se redujeran al tipo de estado palestino que quisieran ver creado junto a Israel, este país estaría dispuesto a continuar con la agenda de dos estados para dos pueblos, convertida en los últimos años en política de estado. Pues que quede claro: Israel ha entendido que dos estados para dos pueblos es el llamado de la hora, porque la alternativa es uno solo, binacional, que acabe a la larga con el carácter judío de Israel, que era su razón de ser primigenia. El problema radica en que una parte del establishment palestino no ha conciliado con la existencia de Israel, y con esa parte es que tenemos un problema. No con la OLP, no con la Autoridad Palestina, y mucho menos con el pueblo palestino, sino con el Hamás. Sólo con el Hamás, cuya agenda contradice mi mera existencia y niega mi derecho a la autodeterminación como pueblo, tan defendida por las izquierdas occidentales.

Dicho sea de paso: las izquierdas occidentales, al defender al fundamentalismo islámico creen estar defendiendo a los pueblos subyugados por él, cuando en realidad están reivindicando, como idiotas útiles, a los regímenes más reaccionarios y fascistas de la histora humana, con los que no hay negociación que valga. No quisiera ningún izquierdista latinoamericano, progresista y derecho-humanista, intentar organizar una huelga obrera en Irán, o defender los derechos de las mujeres.

4) Derechos Humanos vs. Relativismo Cultural

Aquí Israel se debate en otra trampa de la que le cuesta salir. El pecado paternalista de Occidente es considerar a los palestinos como un “pueblo primitivo”, o mejor dicho “sociedad tradicional”, para usar la nueva terminología de la antropología académica. Dicha concepción sostiene que Occidente ha pecado al querer “civilizar” a los pueblos tradicionales de oriente y África, según el Modelo Antropológico Clásico del siglo XIX. Éste fue reemplazado por el modelo de Relativismo Cultural, que buscaba estudiar cada cultura tal cual es, y condenaba cualquier intento de modificarla como violento e imperialista. En cambio, Israel no es “primitivo” ni “tradicional”, y sus conductas no deben ser juzgadas según la vara del relativismo cultural sino por la de los derechos humanos, que son bien civilizados y universales.

Así, si los palestinos ejecutan colaboracionistas en la plaza pública, sin demasiado juicio previo, eso no viola los derechos humanos: es su cultura y no tenemos derecho a modificarla desde afuera. Si les cortan el clítoris a las nenas, eso es cultura. Si amputan los dedos de los ladrones, eso es cultura, y si las mujeres deben ser encerradas en sus casas, o asesinadas si se niegan a casarse con un tío anciano o si se enamoran indebidamente, eso es su cultura. Y si lanzan misiles y se inmolan con el expreso fin de matar inocentes, eso no es terrorismo, sino que así es su cultura. Ok, bueno, quizás sí violan los DD.HH, pero no lo saben, porque son primitivos e ignorantes, pobre gente. O peor todavía: así es como expresan su desesperación contra una civilización que los ha pauperizado y no les ha dejado alternativa. Perdón, pero en las fabelas de Brasil están más desesperados, y nadie se ha inmolado todavía en un autobús.

No señor: su objetivo no es comer mejor ni tener un estado -que si fuera sólo eso ya lo habrían conseguido hace rato-, sino la destrucción del otro que no es como ellos. Y eso, eso, viola los derechos humanos.

¿Qué pasaría si Israel hiciera estas mismas cosas? ¿Qué pasa con lo que sí hace: intentar eliminar una amenaza por medios que son a la vez de represión pero que pretenden a la larga crear una disuasión que sirva de base para seguir -una vez más- negociando formas de convivencia? Ah, no, Israel es un país europeo, fue creado por la mismísima ONU y entiende razones y, por lo tanto, está violando a sabiendas los derechos humanos. Y eso, eso, es mala leche.

Anuncios

11 pensamientos en “Separando algunos tantos: la polémica alrededor de Gaza

  1. Hace usted un finísimo análisis. Le felicito y me tomo la libertad de difundirlo. No ayudará a los de la mala leche (por aquí hay muchos) pero sí servirá de estímulo y fuente de conocimiento para algunos atacados de confusión.
    Y no deje de leer esta maravilla. Hoy en El País por su enviado especial en Oriente Medio:
    http://www.elpais.com/articulo/internacional/Hamas/reto/gobernar/franja/miseria/elpepuint/20081229elpepuint_15/Tes

    Un saludo cordial
    Jorge (España)

    Me gusta

  2. Parabens Marcelo,
    Exelente a sua pespectiva de realidade,seu texto e de grande aprendizagem ,e de uma inteligente analise.
    Estarei difundindo e traduzindo esse seu rico artigo,ao publico luso -brasileiro.
    Forte Abraco!
    com esperanca de um proximo 2009 de Paz sem Violencia!

    Jayme Fucs Bar

    Me gusta

  3. Marcelo: Todo bien argumentado y claro (excepto el paralelo con Botnia, donde no hay una historia previa de ocupación, desconocimiento mutuo, etc)
    Lo que le falta a tu reflexión es dejar de comer vidrio, también, sobre los cálculos de los políticos y militares israelíes para jugar la carta de Hamas en su provecho.

    Dos medios israelíes que vos lees han dado dos claves del uso de esta carta. Apenas iniciado el bombardeo “fuentes” cercanas a la oficina de Barak se ufanaron de haber estado planificando esta acción “desde el comienzo mismo de las negociaciones de tregua”:

    http://www.haaretz.com/hasen/spages/1050426.html

    También dice que, para obtener la información y ventaja necesarias, debió engañar y distraer a la población.
    Así se entiende mejor otra nota (anterior al ataque) donde se critica la incomprensible estrategia de defensa de las poblaciones israelíes coheteadas, con la construcción cara e ineficiente de refugios antiaéreos, en lugar de usar una más económica red de intercepción láser:

    http://www.semana.co.il/article/title/el-kasam-y-la-insensatez-002173/

    Ahora vemos que el objetivo no era evitar que los cohetes cayeran, sino permitirlo para obtener el apoyo de la población al actual bombardeo. Hamas es el enemigo que a los gobiernos/militares israelíes les encanta tener porque les hace exactamente el juego que ellos quieren; el que les permite mantener al público israelí aterrorizado y aturdido.

    Pero tu deber (no te conozco, aunque te supongo la voluntad de mantener a salvo la dignidad de la inteligencia) es la de desarmar esas manipulaciones. Estoy de acuerdo en repudiar el paternalismo de la “neo-izquierda” posmoderna, a condición de negarse claramente a seguir siendo “los hijos de la pavota” de la “paleo-derecha” israelí.

    Yo estuve en tu situación hace treinta años. Milité en Majané Sheli (un antecedente de Shalom Ajshav) con Uri Avneri, Meir Pail, etc. Cuando Jomeini llegó al poder, algunos argentinos planteamos nuestra intuición de que el ejemplo del fundamentalismo islámico podría extenderse entre los palestinos. Se rieron de nosotros, claro, porque los palestinos son sunnitas y la OLP, laica. La derecha israelí fue más astuta y se dedicó a financiar a las mezquitas de la Hermandad Musulmana para debilitar a la OLP.

    ¿Hasta cuando la izquierda israelí va a seguir representando ingenuamente su papel en el guión que le escribe la derecha?

    Te saludo con mis mejores esperanzas.

    Me gusta

  4. Roberto: Gracias por tu comentario polémico, y te doy razón en parte o, por lo menos, el beneficio de la duda. O sea: la visión de que las guerras en Israel son un componente sistémico, estructural, de su existencia, es toda una escuela en Israel, y no son gente trasnochada. Yo mismo ya estoy preparando un post de advertencia contra los “enamorados de la guerra” de nuestro propio lado, y sobre la responsabilidad que le cabe a Israel (no toda, pero sí su mitad) en llegar a estas situaciones. Yo estoy de acuerdo en que el ataque era necesario una vez llegados a esta situación imposible, pero la pregunta es cómo no llegar más a esta situación, pues el peligro es que se trate de operativos cíclicos, es decir, sistémicos. Y puede, en efecto, que a alguien le interese que esto sea así. Por ejemplo, a la industria militar israelí, a la derecha, etc.

    Sólo que se trata, también en este caso, de conjeturas, de una posición política de quienes las sostienen como hechos probados. No digo que sea descabellada, como dijo alguien: “que alguien sea paranoico no quiere decir que no lo estén persiguiendo”. Y se puede probar esta postura con datos de la realidad, como también se pueden probar muchas otras posturas que prueban exactamente lo contrario. Y por eso la tomo también a ésta con pinzas.

    Observación puntual de los artículos que me mandás: 1) el artículo sobre los preparativos antes de la negociación: que esto sea así no quiere decir que había una intención de antemano; no sólo se venía preparando el operativo desde antes, sino que el comandante en jefe Ashkenazi lo viene preparando desde el momento en que asumió el mando, no hace 6 meses, sino hace dos años; pero eso no significa que había una intención de aplicarlo desde hace tanto; un ejército que no tiene planes preparados para cualquier eventualidad no es un buen ejército. Y en la Segunda Guerra del Líbano, no lo fue, porque no se implementó un plan que también estaba preparado de antemano. Una fuente me informa que el operativo actual está planeado hasta sus más minimos detalles. Incluso la desinformación (allí se habla de malinformación al Hamás, no a la población propia), con el fin de aprovechar el efecto sorpresa, es parte del plan. Y eso se encuadra en el área de táctica militar, no en el área macro, que estamos discutiendo vos y yo, que es un área de estadistas, no de políticos ni generales. Pero probablemente eso es lo que nos esté faltando: estadistas.

    2) Pedhatzur habla de negligencia y falta de imaginación por parte del ejército. Es como un cirujano, que siempre va a recomendar operar. Pero no se puede esperar gran cosa de un ejército, creo. Yo prefiero que hablemos de qué deben hacer nuestros estadistas -cuando aparezca alguno- luego de este round. Para evitar el próximo.

    Me gusta

  5. Muy bueno tu blog, Marcelo.

    Tu análisis sobre Gaza es lúcido, crítico y racionalizado “desde el dolor”. Comparto esa óptica, no nos dejan ser todo “lo buena gente” que quisiéramos ser.

    Elie Wiesel se cuestionó mucho acerca de “con cuánta tolerancia se debe tolerar a los intolerantes”. No respondió, no hay respuesta. Hay emociones, cálculos, situaciones, y una permanente toma de decisiones muy compleja de abordar.

    Se estableció en Medio Oriente, una lógica de violencia recurrente que ahonda el conflicto y pareciera a su vez, ser inevitable. Quizás Dershowitz tenga razón al definir a Israel como “el judío de los Estados”. A Israel le cabría, en ese caso, toda la batería de la fuerza antisemita clásica y milenaria. Sólo que en vez de aplicársela a una persona, se la aplica a un país. Y ahí radica la infamia de la “izquierda” arcaica que manipula argumentos antiamericanos y anti: “los amigos de mi enemigo”, entre los cuales involucran ciegamente a Israel.

    Finalizo con una visión diaspórica, por ende también discutible- pues no vivo en Sderot y podría a priori minimizar mi derecho a opinar-.

    Quiero tanto a Israel, que me atribuyo el derecho a opinar sin culpas:

    Mientras Israel no desarrolle una fuerza de Hasbará- esclarecimiento- tan fuerte como la militar, quedará atrapada en la violencia sistemática.

    Esa estrategia, a la cual recién se está acercando y aún con extrema timidez, no es condición suficiente frente al terrorismo radical islámico que sólo pretende la destrucción total del Estado de Israel, pero es necesaria para reubicarse en el concierto de las naciones y la opinión pública internacional.

    Te mando un gran abrazo, amigo, y un ferviente deseo que pronto haya paz.
    Roberto

    Me gusta

  6. Excelente tu blog, te felicito por que te enfocas desde un punto de vista Pacifista mas no ciego. Te hablo como una ciudadana comun y corriente,no opino como militar o analista politico porque no lo soy.Pero como mujer judia,adulta contemporanea que soy comparto contigo la optica con la que visualizas la situacion de Israel.Realmente espacio es un llamado a la cordura de ambas partes, se que no todos los musulmanes estan de acuerdo con Hammas,y de la parte Israeli pues a no ser tan enamorados de la guerra que pudieran llegar a perder el enfoque llegando en un momento dado a la intransigencia.
    Me gustaria saber al igual que tu si los tres chiflados del sur: Chavez,Morales,Correa no les gustaria organizar una marcha en Pro de la ablacion,inmolacion,esclavitud,fanatismo,analfabetismo,etc. Y otra marcha en pro de la miseria,la corrupcion,totalitarismo,guerrillas de sus paises. A todas estas atrocidades a las que se les llama cultura.
    Basandome en una frase de Golda Maier versiono de esta manera:”El dia que las madres y padres palestinos amen a sus hijos de la misma manera en que odian a los hijos de Israel ese dia terminara la guerra.”
    Reconozco como Judia que esta es una Guerra Santa, no una Guerra Politica, una Guerra que ya esta escrita y solo hay un ganador. Lo que mas me incomoda como madre es saber que a la final quienes van a sufrir las consecuencia de esta guerra son las familias de ambas partes, y una sociedad agrietada en su base como lo es la familia, pues no creo que a futuro sea algo bueno. Te felicito nuevamente porque asi muchas personas pueden leer tu espacio de una manera objetiva y real. Recibe de mi parte un cordial saludo, Por la Paz. Librada

    Me gusta

  7. exelente lo leido y me alegra saber que no todos somos ciegos y sordos ante lo que le ocurre al mundo, a la humanidad toda.

    Lamento el que los dirigentes arabes de todo el mundo no desperdicien una sola oportunidad de hacer sufrir a sus pueblos.

    Han recibido mas apoyo y manos tendidas en ofrecimiento de paz, desarrollo, cultura, salud, educacion,bienestar que todo lo que el resto del planeta necesitado y pauperrimo haya recibido jamas y…curiosamente,,, siempre se los ve tan pobres, tan miserables, tan torturados….

    Nos basta ascultar la historia para saber que les ocurre a las masas arabes del mundo y por que,,,

    Les invitamos con el corazon abierto a mirarse en nosotros, los judios,,,con mucho menos,, lo que hemos logrado construir en 60 anios..

    Bajo nuestro arido suelo no hay una sola gota de petroleo, oro, casi no tenemos agua,,, y sin embargo…..

    Dejad las armas a un lado,,,no permitais a los despotas del odio y la xenofobia dominar vuestros corazones,, solo basta con…ponerse a trabajar y construir, lo demas….viene solo…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s