Para analistas argentinos residentes en Israel, con liderazgos fuertes puede haber acuerdo de paz

Nota publicada hoy por la agencia argentina de noticias, Télam. Se puede ver su su web:
Según los periodistas Daniel Alaluf y Marcelo Kisilevski, los dirigentes que cuenten con un “alto apoyo popular” podrán encarar la resolución de una situación “políticamente imposible, creada por (los políticos) israelíes, palestinos y de EE.UU”.
Por Guillermo Lipis

“Quienes firmen un acuerdo ente israelíes y palestinos deben tener un alto apoyo popular, ser líderes fuertes”, afirman los periodistas argentinos radicados en Israel Daniel Alaluf y Marcelo Kisilevski frente a la última escalada de violencia en el Medio Oriente.

Para Alaluf, “los objetivos de Israel y de Hamas son exactamente los mismos: la desaparición del enemigo”.

Kisilevski, quien cubre el conflicto para medios latinoamericanos, explicó a Télam que a la coyuntura actual se llega por ”una situación políticamente imposible creada entre Israel, los palestinos y Estados Unidos en ocasión de las últimas elecciones generales en la Autoridad Palestina”.

“George W. Bush presionó a Israel para permitir que Hamas participe en las elecciones palestinas, y cuando triunfó en los comicios no abandonó su plataforma ante lo cual, Bush, Israel y el presidente palestino Mahmud Abbas, les negaron el traspaso del poder” formal, agregó.

“Entre cierta miopía de Estados Unidos, los dilemas defensivos de Israel y el cinismo de Hamas -que no duda en provocar estos ‘operativos anunciados’ a costa de arriesgar la seguridad de su propia gente-, creo que las responsabilidades están bien repartidas entre todos los actores”, dijo Kisilevski para terminar de explicar los motivos que desataron la ruptura de la tregua.

Alaluf se preocupa en aclarar a Télam que “no podemos generalizar al hablar de ‘palestinos’ porque este pueblo está dividido entre la Autoridad Palestina, a cargo de Cisjordania, y el grupo fundamentalista islámico Hamas, en la Franja de Gaza”.

“Las actuales hostilidades, agrega, son entre Israel y Hamas; mientras que entre la Autoridad Palestina, liderada por Mahmud Abbas, e Israel el proceso de paz avanza, lentamente pero avanza”.

A pesar de las situaciones más extremas, ambos analistas consideran que siempre existen interlocutores, “pero deben ser fuertes y con atribuciones para negociar”, coinciden.

Para Alaluf, “en el frente palestino siempre hubo alguien para negociar y algo que proponer, el problema es si el mensaje merece ser oído”.

El interlocutor israelí, para Alaluf, “deberá ser el próximo premier”, que será elegido el 10 de febrero.

“Los tres principales candidatos a Primer Ministro (Tzipi Livni, Ehud Barak y Biniamin Netanyahu) –continúa- tienen en claro que la clave de su supervivencia política (para quien acceda a la conducción del país) reside, gran parte, en el éxito en las negociaciones con los palestinos”.

Kisilevski, cree que israelíes y palestinos están debilitados políticamente. Al respecto le dijo a Télam que “los palestinos están en un proceso político de recambio por un acuerdo de rotación presidencial pactado entre Al Fatah y Hamas”.

A pesar de ello, advierte que si bien “Abbas logró postergarla, sufre de una clara debilidad política y militar a manos del poder acumulado por Hamas, que no desea ser interlocutor ante Israel”.

Y por el lado israelí ve un panorama “que tampoco es alentador”.

“Olmert ya presentó su renuncia por lo que carece de plafón para cerrar tratos; recién a partir de la asunción de su sucesor la historia puede ser otra”, advierte.

Ambos analistas creen que sí o sí habrá que volver a la mesa de negociaciones “para llegar a una solución definitiva” en algún momento.

“El nuevo gobierno americano jugará un rol fundamental, a diferencia del de George W. Bush, que no ejerció la presión necesaria sobre ambas partes para buscar una solución real”, dice a Télam Alaluf cuando se lo consulta por la injerencia de los Estados Unidos en la búsqueda de paz.

“Es de esperar que el gobierno de Obama presione fundamentalmente al lado israelí para llegar a un acuerdo con la Autoridad Palestina, pero no con el Hamas”, proyecta Alaluf.

Para Kisilevski “la historia, desde los Acuerdos de Oslo, demostró que todo nuevo mandatario (israelí) ha debido atenerse a los pactos previos y a las dinámicas marcadas por intereses internacionales”.

“Es por eso –agrega- que gobiernos de izquierda y de derecha negociaron concesiones y avances en el proceso de paz, y es de suponer que así ocurrirá también en 2009, marcado por el inicio de la era Obama”.

El Medio Oriente enseña que nunca está dicha la última palabra.

Más allá de tiempos de guerra o tiempos de paz, las situaciones más inimaginables pueden concretarse. Como siempre, todo es cuestión de que los pueblos y sus dirigentes se lo propongan.

Anuncios

5 pensamientos en “Para analistas argentinos residentes en Israel, con liderazgos fuertes puede haber acuerdo de paz

  1. No se quien es alaluf pero tengo dos problemas con sus expresiones …………..

    Dice que tanto Hamas como Israel tienen el mismo objetivo, la desaparicion del enemigo.
    Eso va a ser malinterpretado por los antijudios de siempre.

    Por otra parte pide que USA presione a Israel ? Jamas vi un periodista argentino que viera bien que Argentina sea presionada por USA, pero parece que a Israel esta bien presionarla ???

    Me gusta

  2. No se si me equivoco, pero me da la sensación que en muchas notas como esta, le hacen una entrevista al periodista Marcelo Kisilevski y por otro lado le hacen la entrevista Aluf (o como se llame) que da su versión.
    Después, hacen un rejunte como si hubieran entrevistado a ambos en el mismo espacio temporal. Pero lo real es que son dos entrevistas ensambladas y los entrevistados se enteraron de el sandwich de entrevistas y de la síntesis que hizo el entrevistador luego de publicada la nota.
    Esa es la sensación… Capaz que estoy equivocada.
    Gaby

    Me gusta

  3. Gaby, el espacio temporal fue el mismo. Lo distinto fue el espacio espacial… :-)En este caso se trató de una entrevista escrita. Se nos envió a ambos el cuestionario por mail, y cada uno respondió lo que quiso sin saber lo que estaba respondiendo el otro. Luego el editor de la nota ensambla y le da forma de artículo legible por el público amplio. Obviamente el recorte queda a criterio del editor. Así es el oficio, no hay aquí intentos manipulativos, por más que otro editor podría haber hecho otro recorte, no menos subjetivo. Yo como editor, cuando lo hago, realizo exactamente el mismo trabajo, tan subjetivo como cualquier otro. Besos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s