Sí al nombramiento de ex terroristas en la ANP; sí a las liquidaciones selectivas por Israel

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha nombrado al general Mahmud Damra, como su nuevo asesor, según informa hoy el diario Israel Haiom. Damra fue condenado en 2006 por estar involucrado en atentados terroristas en los que fueron asesinados civiles israelíes, y fue liberado de la prisión israelí en el marco del acuerdo por la liberación de Guilad Shalit de manos del Hamás.

La prensa israelí, en especial un diario como Israel Haiom, que es prácticamente un vocero del premier derechista Biniamín Netanyahu, se escandaliza por el apoyo y nombramiento de personajes que Israel ve como terroristas en cargos oficiales en la Autoridad Palestina, pues se trata a las claras de ver a los terroristas como héroes nacionales, y de dar al terrorismo premios por sus actos criminales.

Pero el blanqueo de terroristas no es nuevo. Israel mismo ha hecho las pases con el archi terrorista Yasser Arafat en los Acuerdos de Oslo. Del lado israelí, durante el Mandato Británico, milicias clandestinas judías mataron civiles, tanto ingleses como árabes, y no sólo el Etzel y el Leji. Algunos de sus líderes, como Menajem Beguin e Itzjak Shamir, llegaron a ser respetables primeros ministros del estado judío.

Es hora de que tanto israelíes como palestinos se deshagan de su pose de ingenuidad y de su careta de hipocresía si quieren llegar a la paz algún día. El terrorismo, esa plaga de muerte que ha asolado el siglo 20, y al parecer nos acompañará por un buen par de siglos más, ha dado buenos resultados, históricamente, como táctica de guerra. Ha obtenido logros significativos y los gobiernos han debido negociar con él. El caso de Guilad Shalit es una sola prueba entre muchas.

Pero si esto es así, lo mismo cabe advertir a los palestinos y a todo pueblo que haga de sus terroristas, héroes de guerra. Pues si ellos no se autodefinen como terroristas, sino como “guerreros de la libertad”, entonces las reglas de juego que están imponiendo son las de matar y morir. Si ellos convierten a un autobús lleno de israelíes civiles en su campo de batalla, su casa y su barrio en Gaza, en los que se ocultan luego, también lo son.

Una de las respuestas de Israel al terrorismo es el encarcelamiento, cuando ello es posible. Lo atestiguan los 10.000 presos palestinos que aún permanecen en cárceles israelíes. Pero en otras circunstancias también lo es la tan debatida “liquidación selectiva”. Algunos lo llaman “asesinato selectivo”, cargando el concepto negativamente. Pero si son viles asesinatos selectivos o ejecuciones sumarias, entonces los actos terroristas no son “ataques”, sino también viles homicidios en serie y en masa, que deben ser igualmente condenados. Vaya eso a mis colegas en los medios de comunicación.

Las liquidaciones selectivas tienen como fin limitar la matanza. Intenta matar al combatiente palestino, que está en guerra, y a cuantos menos personas a su alrededor mejor. Al ocultarse en su casa, el “guerrero de la libertad” está convirtiendo a su casa y su barrio en campo de batalla, y está poniendo en peligro a quienes lo rodean. Los está tomando de rehenes. Si él está en guerra, Israel también, con todo lo que ello implica.

Pues no puede ser que se juzgue a los palestinos según el criterio de “estado de guerra”, en la que todo les está permitido, y a los israelíes según el criterio de “estado de paz”, donde todo procedimiento que no sea arrestar y buscar evidencias como si se tratara de un caso para CSI, les estuviera prohibido.

Si los palestinos eligen esa táctica, ese campo de batalla -un autobús, una escuela- y esos blancos, y son luego convertidos en héroes de guerra y en altos dignatarios, todo bien. Esa es su percepción de la guerra que están librando. Pero a no reclamar cuando Israel, precisamente respetando la percepción palestina, se maneje también como en la guerra que es.

ImagenEl Presidente de la Autoridad Nacional palestina, Mahmud Abbas, reunido con Amana Muna, responsable de seducir a un adolescente israelí de 14 años, Ofir Rajum en un chat de Internet. Quedaron en un encuentro, y el chico fue asesinado por los terroristas cómplices de Muna, que fue convertida así en “heroína de la resistencia palestina”. (Imagen tomada de la televisión palestina). 

22 pensamientos en “Sí al nombramiento de ex terroristas en la ANP; sí a las liquidaciones selectivas por Israel

  1. Marcelo,
    quiero entender bien lo que propones. Si los Palestinos (que no tienen un estado y no tienen fuerzas armadas convencionales) usan el terrorismo como metodo de lucha, entonces es justificable que Israel use el terrorismo de estado? Esto crea una simetria siniestra que lo unico que generara es incrementar el circulo vicioso de muerte y sufrimiento en ambos pueblos.
    Hay otros caminos
    Mario

    Me gusta

    • Hola Mario! Gracias por el comment. La verdad es que no propongo nada, sino precisamente dejar de juzgar y empezar a concretar la paz. La vía del “terrorismo es lo que hacen otros” es adoptada tanto por palestinos como por israelíes. No comparto tu definición de “terrorismo de estado” para juzgar la liquidación selectiva, por lo que ya expliqué en la nota, pero digamos. Los palestinos califican eso igual que vos, como terrorismo de estado, y a lo que hacen ellos como “actos de resistencia”. ¿También a ellos les preguntás qué proponen? Cargar las tintas a un lado más que al otro, eso es lo que está mal. Existe la responsabilidad del débil en todo conflicto, los palestinos se tienen que hacer cargo de la suya, y los pacifistas deben dejar de ser críticos con un solo ojo. Yo sólo intento repartir los palos a ambos lados por igual: que AMBOS LADOS dejen el lloriqueo de “nos matan, nos matan y nosotros no les hicimos nada”, ver esto de una vez como una guerra… y ponerle fin.

      Me gusta

      • Marcelo,
        estoy completamente de acuerdo con vos en casi todo lo que escribiste en tu respuesta, salvo en suponer que mi pregunta denota parcialidad anti-Israeli. Por supuesto que tambien los Palestinos tienen responsabilidad y deben asumirla. Y algunos lo hacen. Como sabras no se puede generalizar y las politicas de la AP (basadas en resistencia no-violenta y proactiva) son muy distintas a las de Hamas y otros grupos fundamentalistas que usan el terrorismo, el secuestro y otros metodos violentos a los que obviamente me opongo.
        Si mi comentario “sono” desbalanceado tal vez fue porque lo centre en un solo punto, y ese punto es relevante a un solo lado del conflicto. Tal vez el problema no es el criticismo parcializado, sino la dificultad en hacer auto-critica profunda.
        Asi como hay que parar el lloriqueo y asumir responsabilidades, tambien hay que tratar de romper el circulo vicioso que justifica toda violencia y tratar de buscar otras logicas para llegar a soluciones creativas, implementables y justas.
        un abrazo, Mario

        Me gusta

      • Ahí ya estamos completamente de acuerdo. De hecho, hace mucho tiempo que no hay “liquidaciones selectivas” en Cisjordania, y lo que falta es buscar salidas creativas que reflejen voluntad política, tanto de la ANP como del gobierno de Bibi, para destrabar las negociaciones, y llegar a un acuerdo que reduzca el conflicto, de Israel-palestinos, a Israel-Gaza. Lo que pone un poco los pelos de punta es esa sensación de estar a un paso y ver que ambos liderazgos se aferran a caprichos en la forma de precondiciones para negociar, que antes no estaban en las negociaciones: el congelamiento de los asentamientos por un lado, el reconocimiento de Israel como estado judío por el otro. Puedo entender que a Bibi no le interese destrabar nada, lo de Abbas me parece más sospechoso, pero ese ya es otro tema…
        Otro abrazo para vos,
        Marcelo

        Me gusta

  2. Hola Kisi, no puedo opinar específicamente soble la nota porque temo conocer demasiado poco del contexto. Sí quería contarte que me pareció muy rico este último cambio de comentarios con Mario , a quien no conozco pero ganó mi respeto y simpatía.Solo agregar que los Estados tienen la responsabilidad de ajustarse a derecho aunque esto los limite en cuanto a capacidad de fuego.Aceptando que es mucho más fácil escribirlo desde donde yo creo que nadie está apuntando al bondi que tomo a la mañana.

    Me gusta

    • Hola Fabi, yo creo que los tres estamos de acuerdo. Tu opinión tiene ribetes tácticos y filosóficos. Primero, coincidimos en que nadie debería estar tirándole nada a nadie. A mi me encantaría que Israel no matara a nadie, y también me encantaría que los palestinos hicieran lo propio. Sólo que también me gustaría que todos los que hablamos, habláramos así, por doble partida. A la afirmación de que los estados deben ajustarse al derecho internacional, yo agrego: por qué sólo los estados. Como bien dice Mario, el Fatah, que gobierna la Autoridad Palestina en Cisjordania ha abandonado la senda del terror como forma de dirimir sus conflictos con Israel, y ahí había una oportunidad que todavía se puede aprovechar. Pero digo, la AP no es un estado, pero tampoco es una banda de descamisados, sino un autogobierno legítimo y reconocido que tiene responsabilidad por una población determinada, o sea, el 95% de los palestinos de esa zona. De ahí, creo, su atinada autocontensión.

      El Hamás en Gaza, en cambio, sigue llamando al exterminio del Estado de Israel y a la lucha armada como camino a seguir. Pero, legítimo o no, también es gobierno, y no sólo una organización terrorista, mucho menos una tribu indígena indefensa en la Quebrada de Humauaca. Es decir que, con cualquier ataque que emprenda, con cualquier misil Qassam que le tire al Neguev, cualquier hombre bomba que mande a volarse en Eilat, tiene que saber que también está violando la ley internacional, perpetrando un acto que es casus beli de acuerdo a esas mismas normas, y que por lo tanto está poniendo en peligro a su población civil al arrastrarla a una guerra.

      El hecho de que ellos sean la parte débil, no quiere decir que no tienen que “limitarse en su capacidad de fuego”. Sobre todo cuando teóricamente habíamos comenzado un proceso de paz que ya queda claro que va a terminar en un estado palesitno en Cisjordania y Gaza, y la única pregunta es cuánto tiempo va a llevar y cuántos muertos más tendremos que sufrir de ambos lados. Pero esa pregunta, yo se la hago al gobierno israelí, y también al palestino. Mi única crítica es que cuando se critica a Israel se parte de la base de que, como es más fuerte, tiene la posibilidad de definir la paz mañana mismo. La verdad, ojalá fuera tan fácil… Es un conflicto complejo, con dos adversarios grosos, que tienen agendas sofisticadas y percepciones de ese conflicto totalmente distintas, lo cual complejiza aun más. En definitiva, todos queremos lo mismo, y por acá nos rompemos la cabeza pensando como catzo se hace.

      A propósito, entre coinicidencias y matices, con Mario hace años que nos respetamos y simpatizamos mucho🙂

      Me gusta

      • “la Autoridad Palestina en Cisjordania ha abandonado la senda del terror como forma de dirimir sus conflictos con Israel”

        Yo no estoy tan seguro de ello. Estos últimos acontecimientos que mencionas en el post lo ponen en duda. Ya ocurrió en el pasado que retomaron la supuestamente abandonada senda del terror cuando les pareció oportuno, es posible que vuelva a suceder.

        La derecha israelí suele criticar a la izquierda, alegando que ésta atrbuye a los palestinos mejores intenciones que las que se desprenden de sus dichos y hechos. En lugar de escuchar lo que dicen (Abu Mazen glorificando a terroristas) o hacen (Hamas cometiendo los atetandos), les atribuimos lo que nos gustaría a nosotros que ellos pensaran e hicieran (abandonaron la senda del terror). Lamentablemente, como izquierdista que soy, no me ha quedado otra que reconocer lo acertado de dicha crítica. La derecha se equivoca al sospechar lo peor cada vez que un árabe estornuda, pero también la izquierda se equivoca al invertarse manos tendidas hacia la paz donde no las hay.

        Me gusta

      • Taube querido, cómo estás?
        Me alegro que pertenezcas conmigo a esa extraña raza de “izquierdistas pero no comemos vidrio”. Siempre digo a mis amigos de la izquierda que el peligro del islam fundamentalista es demasiado grande como para dejarlo totalmente en manos de la derecha. Pero por eso yo hablo de complejidades. El hecho de que Abu Mazen nombre a terroristas en puestos de gobierno, y que se reúna con la Muna, no es prueba de que hayan “vuelto a la senda del terror”. Sencillamente eso habla de una percepción particular -jodida, pero particular- del conflicto, ligado a símbolos y mitologías, muy difíciles de asir para quienes no estamos dentro de sus paradigmas y sus vivencias.

        Tampoco digo que hay garantías, y que no elegirán un día volver a adoptar la táctica del terror, si la de la diplomacia no funciona a su gusto. Pero sí digo que Israel no puede no tender su mano de paz una y otra vez, y aprovechar todas las ventanas de oportunidad que se presentan para cerrar trato, cerrando al mismo tiempo la legitimidad eventual de un regreso a ese terror.

        La derecha se ha llenado la boca por años con que “el día que los palestinos bajen las armas recibirán todo lo que piden”. En Cisjordania no hay prácticamente terrorismo, por supuesto que no hecho ni apañado por la ANP. ¿Y? ¿Dónde está el gobierno de la derecha israelí terminando esta historia? Hay una corriente en la cancillería que apoya la creación de un estado palestino hoy mismo en Cisjordania, de modo de dejar aislado al Hamás en Gaza. En términos de realpolitic, Israel necesita urgentemente cerrar ese frente para poder ocuparse de otros que se asoman en el horizonte.

        Pero no, a Bibi no le da. No le da ni su coalición, ni su propia ideología. Tiene suficiente estabilidad hasta 2013, ¿para qué habría de esforzarse en aflojar las trabas? Ya lo dije: Abu Mazen también pone las suyas, pero ahí sí creo que Israel es lo suficientemente fuerte como para hacer un gesto dramático: congelar la construcción en los asentamientos, y que la pelota pique en cancha palestina, a ver qué hacen. Sólo que a Bibi le falta esa grandeza. Nunca la tuvo.

        Las buenas noticias: el bloque de la izquierda se lleva 67 diputados en las intenciones de voto si las elecciones fueran hoy, frente a 53 del bloque de la derecha. Para 2013 falta mucho, pero dejame que conserve mi cuota de optimismo, ese que no sabe a vidrio…

        Me gusta

      • (pretendo entender algo de este berenjenal político cuando no sé ni en cuál de todos los cartelitos de “responder” me toca clickear)
        Hola de nuevo. Agradezco la respuesta, que me aclara unas cuantas cosas y me deja pensando otras tantas.
        Es muy complejo , y rescato tu cuota de optimismo.
        El vidrio no tiene sabor, te deja gusto a sangre.
        Abrazo grande

        Me gusta

  3. Elebarando un poco mas lo que digo en el comentario anterior.

    Creo que el Fatah de Abu Mazen se parece mucho al Likud. Ninguno de los dos quiere que se renueve el fuego, a los dos les interesa mantener la actual calma, pero ninguno de los dos esta dispuesto a hacer las concesiones necesarias para un acuerdo de paz definitivo. Por eso los respectivos gobiernos no pueden sentarse a negociar, pero si colaboran mejor que nunca en el plano de seguridad. El Likud no va a conceder a los palestinos un territorio equivalente al 100% de cisjordania, con Jerusalen Este incluida, desmantelando buena parte de los asentamientos. Fatah no va a aceptar un cambio significativo a las lineas del 67 ni va a renunciar al retorno de los refugiados a territorio israeli (por mas que el Guardian de Londres afirme falsamente lo contrario).

    Lamentablemente no hay ningun grupo entre los palestinos equivalente a la izquierda israeli. Ni siquiera esos que llamamos “moderados” como Abu Mazen, estan dispuestos a los compromisos profundos y dolorosos necesarios para alcanzar la paz. Procuran la calma, no la paz, es un error gravisimo pasar por alto la diferencia. Ya sabemos que en esta zona la calma siempre es una opcion pasajera.

    Me gusta

  4. Marcelo dijo: “pero ahí sí creo que Israel es lo suficientemente fuerte como para hacer un gesto dramático: congelar la construcción en los asentamientos, y que la pelota pique en cancha palestina, a ver qué hacen. Sólo que a Bibi le falta esa grandeza. Nunca la tuvo.”

    Ahí te equivocaste, me parece. Entre marzo y septiembre del 2010 se congeló por diez meses la construcción en los asentamientos, un gesto sin precedentes en la historia del proceso de paz. Y no sirvió para nada (los palestinos aceptaron apenas sentarse a negociar cuando estaba por terminar la moratoria en septiembre mismo).

    Lo lamento, pero no soy tan ingenuo como para creer que la Autoridad Palestina quiere la paz.

    Me gusta

    • Andy hola, ya me parecía que no podías perderte esta🙂 Espero que tu tardanza no haya sido por algún problema y que todo esté bien por ahí.

      No, no me equivoqué, de verdad estoy diciendo que la medida israelí debe ser tomada, porque como están las cosas, no hacerlo se convierte en una traba para la paz. En el momento que se haga, igualmente, será una traba para la paz el no reconocimiento de Israel como estado judío por parte de los palestinos. E Israel, aceptando no sólo que es la parte que tiene razón, sino también la parte fuerte, puede tener la grandeza de dar ese paso primero. Y sí: puede hacerlo una vez más, y otra, y otra. Hasta que haya paz.

      A ver, Israel no necesita construir en los territorios. Son territorios que están bajo disputa, donde no rige soberanía alguna. Nunca fue parte de un estado palestino porque jamás existió uno. Pero Israel también decidió estratégicamente no anexarlos por razones demográficas. Por lo tanto, cada centavo del presupuesto nacional que va a los asentamientos es a cuenta de necesidades urgentes dentro de Israel, menudencias como paliar la pobreza y equilibrar el acceso social a la educación y la vivienda. No sólo eso, sino que significa cuantiosos gastos a posteriori, cuando haya que evacuar. Como no sabemos qué territorios van a quedar a la larga en manos de Israel, la canalización de esfuerzos y fondos es una apuesta con el dinero de mis impuestos. Por no hablar del daño de imagen que esta construcción -por más razón que logres demostrar- le está haciendo a Israel.

      Sigo en tu siguiente comentario.

      Me gusta

      • No te preocupes que las construcciones en los “asentamientos” son en Jerusalem Oriental (que sí anexó completamente) y los grandes bloques al este de la valla de seguridad (que anexará en cualquier acuerdo de paz futuro). Tus impuestos son utilizados sabiamente.

        Me gusta

      • Tema Jerusalem oriental: fue anexado unilateralmente, la anexión no sólo no fue reconocida internacionalmente -como fue unilateral y no reconocia la anexión jordana de Cisjordania y Jerusalem luego del ’49) sino que la parte israelí ya acordó ponerlo algún día sobre la mesa de negociaciones. No, mis impuestos se están tirando a la basura. En los últimos dos años se construyeron 2,000 unidades de vivienda en 51 asentamientos, el 80% al este de la Cerca Separadora. Cuestan un 40% menos que en Israel, si querés te paso un mapa así elegís. En el terreno, y en la dimensión simbólica que hace a la diplomacia, esto enerva, por no hablar de un país donde la protesta social surgió por la escacez de la vivienda. A mí me gustaría que algún día Israel adoptara la política de poner en off-side a la otra parte, una y otra vez, en lugar de quedar en off-side una y otra vez con la excusa de que ellos usan escudos humanos. Ya está, en Cisjordania esa excusa no es válida. A ponerse las pilas.

        Me gusta

  5. Por otra parte, creo que es incorrecto moral y técnicamente equiparar las acciones armadas palestinas con las israelíes. Mientras los ataques terroristas palestinos se caracterizan por tener como objetivo indiscriminado a civiles inocentes y militares por igual (eso es exactamente el terrorismo: violencia deliberada contra una población civil), las acciones defensivas israelíes se caracterizan por procurar causar la menor cantidad de bajas entre civiles, aunque no sea siempre posible evitar la muerte de algún inocente en vista de que las organizaciones terroristas palestinas se desarrollan desde zonas densamente pobladas (como los misiles que lanzan o los arsenales que almacenan) y utilizar a los civiles palestinos como escudos humanos. Eso es algo que ni siquiera B’Tselem puede negar.

    Me gusta

    • No sé dónde equiparé nada. Lo que digo es que el terrorismo es una traba para la paz, y que Israel decía que el día que paren, tendrán todo lo que piden. Y eso no ocurrió, y el mantra se convirtió en un verso hueco que Israel se vendió a sí mismo. Te recuerdo que hoy en día tenés que distinguir entre Gaza y Cisjordania, y hoy por hoy todo lo que decís de terrorismo y escudos humanos es correcto, pero se aplica sólo a Gaza. Estábamos ante una oportunidad histórica de cerrar trato con Cisjordania, donde el terrorismo se redujo prácticamente a cero, y dejar aislado al Hamás en Gaza, que en el Fatah no se los fuman. Era la oportunidad de reducir el conflicto, de “conflicto palestino-israelí” a “conflicto Gaza-israelí”, sobre todo cuando en el horizonte se asoma la posibilidad de un resurgimiento del conflicto más grande, el árabe-israelí, por no hablar del tema Irán. Los asentamientos son innecesarios, son indeseables, son inmorales, y a estas alturas traban la paz, sin que eso tenga nada que ver con que haya o no haya terrorismo. Traban la paz igual que la negativa palestina a reconocer la naturaleza judía de Israel. Ahora, con la reconciliación Fatah-Hamás, quizás esa ventana de oportunidad se cerró y quizás no. Cierto, los palestinos perdieron otra oportunidad cuando no vinieron corriendo a la mesa de negociaciones con el primer congelamiento, pero no se puede acusar sólo a los palestinos de haber desperdiciado el tiempo. Parece ser, como dijo otro lector, que tanto Netanyahu como Abbas están muy cómodos con el status-quo actual. Pero Andy, en este conflicto no hay bebés de pecho, toda pureza e inocencia. Ni los palestinos ni los israelíes.

      Me gusta

      • ¿Por qué algunos se dan tanta manija con el tema asentamientos? Da igual que se congelen o no, la Autoridad Palestina está mucho más interesada en la reconciliación con el Hamás, la resistencia “no-violenta” y las jugadas unilaterales en la diplomacia internacional antes que cerrar trato con el Estado judío. Además, ya sabemos cuál será el previsible final de los asentamientos en Judea y Samaria.La anexión de Judea y Samaria es muy fácil de resolver. Alrededor de un 8% del territorio en cuestión está compuesto por los grandes bloques de asentamientos judíos cercanos a la Línea Verde que contiene más de un 80% de la población israelí en la Ribera Occidental, pero con muy poca población palestina. Me estoy refiriendo a los bloques demográficos de Gush Etzión, Immanuel-Alfe Menashe, Modi’in Ilit, Mevo Horon, Ariel, Guivat Zeev, Maale Adumim y Rehan. Jerusalem Oriental ni la incluyo porque ya es nuestra por ley y de facto. Si te fijas bien el trazado de la barrera de seguridad, te darás cuenta que la anexión de esos bloques poblacionales es un hecho consumado, aunque no esté especificado legalmente. El único problema sería el Valle del Jordán, no por motivos demográficos, sino de seguridad. Pero mientras los palestinos no estén dispuestos a tener un Estado con paz y terminar el conflicto, la presencia militar israelí en esos territorios garantizará la seguridad.

        Por otra parte, el futuro es prometedor. Luego de la victoria israelí en la próxima guerra con Irán/Hezbollah/Hamás y la llegada de los republicanos a la Casa Blanca (que ejercerán mucho menos presión sobre su firme aliado), el liderazgo palestino que quede no tendrá otra opción mas que hacer la paz definitiva con Israel. Por supuesto que, si por mi fuera, ojalá se concretara una paz con Cisjordania aquí y ahora, pero mientras Abbas no sea serio, no hay razón para alarmarse ni apurarse. Como te dije, el futuro es prometedor. Se perfectamente de que estoy hablando.

        Me gusta

  6. Fe de erratas. Quise decir:

    “No te preocupes que las construcciones en los “asentamientos” son en Jerusalem Oriental (que sí anexó completamente) y los grandes bloques al OESTE de la valla de seguridad (que anexará en cualquier acuerdo de paz futuro).”

    Por eso tal vez no se entendió el mensaje…

    Me gusta

  7. Marce, queres saber por qué no hay muertos por terrorismo en Judea y Samaria?? Por noticias cotidianas como esta.

    Pero no te preocupes que los árabes en la Ribera Occidental no son muy distintos a los de Gaza. Ambos intentan permanentemente perpetrar atentados, tirar misiles, disparar, apedrear, secuestrar y contrabandear armas.

    Me gusta

    • Andy, los atentados en Cisjordania bajaron casi a cero, y la noticia “cotidiana” que mencionás es una muestra más. Los factores para la disminución del terrorismo son 3: la Cerca Separadora, el aumento de la calidad de vida en la zona gracias a una política un poco más pragmática de Abu Mazen y Salam Fayad, y también a la cooperación entre las fuerzas de seguridad, tanto policía como servicios secretos, de la Autoridad Palestina. No sabemos todavía en este caso específico, pero el Shin Bet no se nutre sólo de sus propios informantes, sino también del aparato de Seguridad Preventiva de la ANP. A eso llamo yo una ventana de oportunidad, por la que hay que pasar corriendo antes que se cierre.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s