Masiva manifestación de inmigrantes africanos en Israel

POR MARCELO KISILEVSKI

Es por una ley que permite encarcelar sin juicio a los “sin papeles”.

Imagen

TEL AVIV. ESPECIAL – 06/01/14

Unos veinte mil inmigrantes africanos de Eritrea y de Sudán manifestaron ayer masivamente en la Plaza Rabin de Tel Aviv para protestar contra el trato que reciben de parte del gobierno israelí. En concreto, el reclamo apunta a una ley que permite que los indocumentados, algunos de los cuales trabajan en varias partes del país, sean detenidos durante un año sin juicio. Marchas similares tuvieron lugar también en la ciudad balnearia de Eilat, en el sur israelí.

En los últimos años, ha crecido el número de quienes el gobierno israelí califica de “infiltrados”, en alusión a los inmigrantes que pasan por la frontera sur con Egipto de modo ilegal. En Israel, existen mecanismos para diferenciar a los inmigrantes que sencillamente vienen en busca de trabajo –a los que les corresponde una visa temporaria– de aquellos cuyas vidas peligran si regresan a sus países en guerra civil. A éstos les cabe el status de refugiados. Sin embargo, muchas organizaciones que atienden a esta población en Israel han denunciado que esos mecanismos no terminan de ser aplicados o que se lo hace de modo arbitrario e insuficiente, dejando a miles en situación de indocumentados.

“Luchamos por nuestra vida”, dijo Barhana, un solicitante de refugio de 24 años proveniente de Eritrea y que está hace cinco años en Israel. “Israel ha violado sus compromisos internacionales y nos trata como criminales cuando, de hecho, muchos de nosotros hemos huido por peligro de muerte”.

Miles de ciudadanos de diversos países africanos viven y trabajan en Israel en status de indocumentados. El gobierno ha habilitado por ley un establecimiento en Jolot, en la frontera con Egipto, del que pueden salir, pero se deben presentar al final del día.

Ello les impide de hecho trabajar, pues para hacerlo deberían viajar durante horas en ambas direcciones.

La mayoría de los inmigrantes trabaja en la industria culinaria, en restaurantes y hoteles, tanto en Tel Aviv como en Eilat. El problema ha provocado que muchos establecimientos debieran cerrar sus puertas, lo que muestra las dimensiones económicas del fenómeno. Sin embargo, los manifestantes enfatizan su carácter de refugiados. “No somos trabajadores, somos refugiados políticos”, rezaban sus carteles.

En septiembre, la Corte Suprema había fallado contra la ley sobre infiltración de extranjeros, por la cual se los podía encerrar sin juicio por tres años.

La Corte determinó que la ley violaba el derecho a la libertad. El gobierno logró entonces hacer aprobar una enmienda reduciendo de tres a uno el lapso de encarcelamiento sin juicio. En las últimas semanas, de los 53.000 solicitantes de refugio, la policía arrestó a 150 que fueron hallados sin poseer visados en regla.

Activistas israelíes acompañaron a los manifestantes, entre ellos la ex diputada laborista Yael Dayán. “Son refugiados y no infiltrados. El gobierno debe permitirles trabajar, ello resolvería buena parte del problema”, sostuvo.

Publicado en Clarín, http://www.clarin.com, 6/1/14

2 pensamientos en “Masiva manifestación de inmigrantes africanos en Israel

  1. Los mismos ultraizquierdistas israelíes que se llenan la boca hablando de que Israel debería ser un Estado de derecho y todos deberían cumplir la ley a rajatabla, promueven que los infiltrados ilegales no obedezcan la ley. Habría que preguntarle a esa gente en qué casos desean que se cumpla la ley y en cuáles no.

    Uno no puede venir sin permiso al país de otra persona y proclamar que también es su propio país. Es un acto abierto de agresión no provocada a la soberanía que debería ser tratado acordemente.
    Yo me pregunto si esos manifestantes eran los mismos infiltrados ilegales que violan ancianas y niñas al sur de Tel Aviv. Sin duda no son como los trabajadores tailandeses. La mayoría de esos africanos ni siquiera son refugiados políticos que deberían recibir asilo según los estándares de la ley internacional y los convenios firmados por Israel. Además un Estado democrático tiene lo que se llama SOBERANÍA, lo que significa que puede decidir quién entra al país y quién no, tal como yo tengo el derecho de decidir – sin presentar explicaciones a nadie – quién entra a mi casa y quién no. ¿Nunca vieron que muchos restaurantes tienen un cartel que dice “La casa se reserva el derecho de admisión”? La democracia es para los ciudadanos del país, no para los extranjeros (que tienen sus propios países donde pueden pedir vivir en un régimen democrático… o no).
    Uno puede hacer algo bueno por otras naciones (como proveer ayuda humanitaria a las víctimas de desastres naturales alrededor del mundo), pero uno no es responsable por ellas. Eso enseña la Torá. Por ejemplo, Israel puede ayudar al pueblo japonés cuando enfrenta un terremoto, pero los israelíes no son responsables por ellos ni tienen la obligación de permitirles vivir en su propio país, menos aún si roban y violan como esos infiltrados ilegales. Por supuesto los japoneses tampoco tienen la oblgación de permitir a los israelíes quedarse en su propio país.
    Que esos africanos se vayan a Suiza a ver si los europeos “civilizados” los reciben con los brazos abiertos.
    Si no pueden ser deportados a sus países de origen porque enfrentan peligro de muerto, hay que expulsarlos a un tercer lugar con el consentimiento del país receptor. Pero no se pueden quedar en Israel. Los residentes de Tel Aviv están cansados de ellos. Lo se porque hablé con ellos. La prioridad de Israel es el pueblo de Israel. Gracias a la valla fronteriza con el Sinaí, en 2013 no se infiltró ni un solo africano. Ahora es tiempo de deportar a los que entraron antes.
    Y a los extranjeros (yankis, europeos, sudamericanos, etc) les advierto que ni siquiera se molesten en darnos clase sobre lo “inmoral” de las políticas israelíes con los inmigrantes ilegales. El mundo no tuvo problema alguno en rechazar a los refugiados judíos que se escapaban del genocidio nazi durante la Shoá. A mi abuela los argentinos no la dejaron entrar por “ser semita”, aunque sí dejaron entrar a muchos criminales de guerra nazis. Incluso muchos países (yankilandia incluida) devolvieron barcos que llevaban niños que enfrentaban una muerte segura en sus países de origen, los devolvieron para que sean gaseados hasta la muerte. Los cristianos británicos no permitieron que millones de refugiados judíos que escapaban del Holocausto pudieran entrar al Mandato de Palestina, una pequeña colonia distante sin petróleo creada para ser el “Hogar Nacional Judío” (el único lugar donde podían ir).

    Yo no creo que nosotros debamos ser “mejores” que el resto del mundo cuando se trata de otros pueblos. Queremos ser una nación normal respecto a la ética (ni mejor, ni peor) y ser juzgados por la misma vara. Aparentemente en el mundo hay tres varas: una para medir a las dictaduras, otra para las democracias y otra exclusivamente para Israel. Nosotros creemos que todos deben ser juzgados con la misma vara. Lo que no se exige a un país, no puede ser exigido al otro.

    Esta misma discusión es estúpida. Ilegal es ilegal. Esos africanos se infiltraron y entraron a otro país sin pedir permiso. Simplemente deben ser expulsados. Las leyes referentes a los procesos de inmigración y aquellos refugiados políticos que solicitan asilo, no incluyen bajo ningún punto de vista escabullirse en las fronteras de otros países en el medio de la noche y luego pedir quedarse bajo no se qué excusa absurda. En ningún lugar del mundo sucede eso. Ya bastante oportunidades se les ha dado en el Estado hebreo comparado con sus hermanos árabes y musulmanes que jugaban al tiro al blanco con ellos mientras pasaban por Sudán y Egipto. No entiendo por qué tanto alboroto con Israel. Pero hay algunos enemigos que adoran malinterpretar la ley internacional y utilizarla como arma contra Israel en su propaganda contraria de la realidad… casualmente solo contra Israel. Pero son libres de pedirle a sus amigos los totalitarios gobiernos árabes que obedezcan estrictamente la ley internacional… malditos hipócritas!

    Además no creo que Israel esté tratando tan mal a los infiltrados. Australia por ejemplo los trata mucho peor, recibiendo botes de refugiados que los tiran por la fuerza en la isla Manus en Nueva Guinea con ninguna chance de llegar a tierra firme. Cuesta una fortuna, pero los australianos no los quieren ver más. Problema solucionado??
    Qué hay de Siria y Líbano? Qué tan mal han sido tratados los refugiados árabes palestinos (y sus descendientes) durante los últimos 65 años? Una pista: en Yarmouk atraviesan una VERDADERA crisis humanitaria, mientras Assad y sus matones del FPLP los matan de hambre. Aunque por décadas los encerraron en campos de refugiados sin permitirles obtener la ciudadanía y reasentarse, obligándolos a vivir en condiciones deplorables.

    Además, quién determina si los inmigrantes africanos en Israel son refugiados políticos o infiltrados ilegales?
    Clarín?
    La ONU?
    La UE?
    Dónde está la llamada soberanía nacional? O una minoría de zurdos decretó que Israel no tiene ninguna?
    Cualquier otra nación tiene el control de las decisiones que toma para su propio país, pero a Israel se le exige algo distinto. Que se ocupen de sus propios problemas y no se metan en los asuntos internos de otros países. La vida sería mucho más sencilla si nosotros no tuviéramos tantos reparos morales como la mayoría del planeta. Ni que hablar de si fuéramos como nuestros enemigos… en ese caso podríamos ser brutales sin pestañar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s