Periodismo israelí: la guerra contra Israel Hayom llega a la Knesset

Imagen

Israel Hayom (izq.) y Yediot Ajaronot, cabeza a cabeza. El primero incluye en tapa, abajo sobre fondo rojo: “Se cayó la máscara de la cara de Noni Mozes” (editor de Yediot, su archienemigo y competidor).

Por Marcelo Kisilevski

No me gusta Israel Hayom, a pesar de ser uno de sus lectores, más por comodidad -y por deber profesional, claro- que por adhesión ideológica. Pero la nueva propuesta de ley de limitar el modelo del “jinamón”, el diario de distribución gratuita, destinada a perjudicarlo para salvar a otros diarios, específicamente Yediot Ajaronot, me deja una sensación incómoda. 

Israel Hayom fue creado en 2007 por un empresario judío norteamericano, Sheldon Adelson, quien no necesita de los ingresos del diario para sobrevivir. Adelson es dueño de la empresa Las Vegas Sands, que posee mega hoteles y casinos en Las Vegas, en las islas Macao de China, en Singapur y en Vietnam. La revista Forbes calculó su riqueza en 39.900 millones de dólares. Es multimillonario, y es amigo de Biniamín Netanyahu. 

La ley propuesta determina que un diario podrá ser gratuito en su primer año, luego del cual deberá cobrar aunque sea una suma simbólica. En las razones de la ley, se expresa que, de lo contrario, se pone en peligro a otros diarios que sí cobran sus ejemplares, cuestionando de hecho la libertad de expresión en Israel.

En 2010, la fallecida diputada Marina Solodkin (Kadima) había elevado una propuesta similar, que no prosperó. Este nuevo intento es presentado por diputados de la oposición (Avodá, Shas) y también del oficialismo (Iesh Atid, Habait Hayehudí), con lo cual tiene más posibilidades de ser aprobada. Netanyahu se opondrá, y lo seguirán seguramente todos los diputados del Likud.

Israel Hayom es un diario de buena factura profesional, que cubre todas las áreas de la información, escrito en lenguaje moderno y sintético, compacto y legible en lo que dura el viaje en tren o autobús, adaptado a la era del smartphone, el whatsapp y la atención dividida. A nivel editorial, es: democrático republicano, secularista, anticorrupción, adherente al Likud en todas sus posturas, y fanático de Biniamín Netanyahu en lo personal. Por eso, la guerra que le hizo el diario a Ehud Olmert le calzaba como guante: Olmert es corrupto, y es rival de Bibi. 

La Guerra de los Mozes

El problema de Israel Hayom, periodísticamente hablando, es su excesiva editorialización en los titulares. Israel Hayom no titula: hace campañas. Ante cada situación que toca a su agenda, el diario tomará alguna declaración que va en su mismo sentido y la amplifica a gritos. Por ejemplo, ante nuevas condiciones palestinas para continuar las negociaciones, Israel Hayom titulaba: “Abu Mazen demostró: No quiere la paz”. Más pequeño, más arriba, anteponía: “Ira en Jerusalén:”. O sea, no importa quién lo dijo: de hecho, la frase pasa a ser del diario.

Otro ejemplo, la intención de la Fiscalía de pedir 6 años de prisión efectiva para Olmert le valió el titular a toda página: “La Fiscalía: Por lo menos 6 años de prisión”. Periodísticamente no hay noticia, pero una mera “intención” es suficiente para Israel Hayom, mientras se ajuste a su campaña contra Olmert. Último ejemplo, esta vez por omisión: nunca, pero nunca, habrá un titular o siquiera una noticia pequeña que cubra los repetidos escándalos domésticos que involucran a la primera dama, Sara Netanyahu. No importa si son reales u orquestados, como denuncian en el oficialismo: para Israel Hayom, el tema no existe. 

La guerra entre Israel Hayom y Yediot ya alcanza ribetes cinematográficos. Las relaciones entre Adelson y Noni Mozes (editor de Yediot) son de enemistad abierta, al punto que Israel Hayom ha inaugurado hace ya un tiempo su sección: “El Imperio del mal de Noni Mozes”. Ahora se suman lobbies, intrigas y conspiraciones en las altas esferas de la Knesset y el gobierno. Lo único que le falta para ser llevado a la pantalla grande es un asesinato, y cartón lleno. 

Hace poco, Israel Hayom se adjudicó el ser el diario de mayor tirada salvo la edición de los viernes, que sigue siendo bastión de Yediot. Pero no tan rápido. La última medición de TGI (empresa de investigación del mercado mediático) para 2013, les adjudicó un empate: 37,7% de exposición a cada cual.

De la libertad de prensa a la libertad de empresa… y viceversa

Lo que es cierto, es que la aparición de Israel Hayom pone en problemas comerciales a Yediot, y entonces surge un debate que no es nada fácil de resolver para un lado u otro. La pregunta que se plantea en primera instancia es: ¿puede el señor Adelson, un empresario no israelí, con claras intenciones político-personales, hacer lo que hace? ¿Puede interferir en el mercado periodístico de otro país para hacerle el favor a un amigo? 

El problema es que la pregunta podría plantearse al revés: ¿por qué no? Si lleváramos el debate, de esta situación puntual a una más general, incluso filosófica, ¿es la libertad de expresión un derecho de algunos o de todos? ¿Por qué no podría, una persona que cuenta con los recursos, abrir un diario en la parte del mundo que lo desee, y decidir el modelo de negocio que se le dé la gana? ¿Puedo taparle la boca a un diario porque no se ajusta a mi ideología y porque perjudica comercialmente a otro diario? Y si hablamos de legislación, ¿no debería ser ésta universal, en el sentido de no estar destinada a resolver un problema coyuntural? O sea: ¿qué pasaría si surgiera un diario gratuito hecho con capitales locales, que estuviera justo en el centro del mapa político, que no tuviera intereses personalistas, en fin, que no fuera posible acusarlo de nada malo, y que facilitara el acceso de las masas a una información fidedigna? En suma, ¿es legítimo dictar leyes para perjudicar a un solo medio de comunicación?

Si Israel Hayom hace campaña, recordemos que cada diario tiene (y puede tener) su línea, y que sin ir más lejos, Haaretz también lo hace, aunque algo menos vulgarmente, y de signo contrario. Pero Haaretz no amenaza comercialmente a Yediot, y esa es toda la historia. 

¿Deberíamos aplicar aquí la inmortal frase de Voltaire? “No estoy de acuerdo con lo que dice, pero me pelearía para que usted pudiera decirlo”, dijo el filósofo francés, inaugurando una era. Una cosa es que no seamos ingenuos: entiendo que no hay libertad de prensa sino libertad de empresa. Pero otra bien diferente es tapar la boca de unos para defender la empresa de otros. 

¿O deberíamos aplicar el criterio “nacional y popular”, impidiendo que capitales extranjeros vengan a desequilibrar el pequeño mercado local, influyendo de paso, y de modo tan decisivo, en la opinión pública israelí? ¿Qué haremos con los empleados de Yediot Ajaronot si cierra? ¿Y qué haremos con los de Israel Hayom, que también son laburantes israelíes, si el diario pro-Bibi cae derrotado?

El que esté libre de toda tendenciosidad, que lance su primera piedra de sabiduría, y resuelva este dilema. 

 

8 pensamientos en “Periodismo israelí: la guerra contra Israel Hayom llega a la Knesset

  1. Para mi la cosa es bastante clara, la prensa fue durante muchos a;os feudo de la izquierda.
    A muy poca gente de la prensa le pareció mal que @ayudaran@ a Arutz10 a salir de sus deudas por tercera vez, cuando todos saben que su propietario es multimillonario. De la misma forma no se preocuparon cuando cerraron Arutz7 porque era de ideología contraria, mostrando asi la falta de ética y la condición de prensa partidaria.
    Si vas a hablar de presencia extranjera, Haaretz pertenece a capitales alemanes que extra;amente lo mantienen abierto a pesar de dar perdidas y no ganancias, claro ejemplo de que no es inversión financiera sino promoción de ideas politicas.
    La cuestión es sencilla, el que no sabe administrar que cierre y los políticos a ocuparse del pais que bastante mal anda en todo lo que sea obra social.
    Sucede que aqui la izquierda es izquierda tan solo de nombre, no se preocupan en absoluto de la gente y sus dirigentes son todos capitalistas. Sin mencionar que es la única izquierda del mundo enamorada de EEUU!
    Por lo tanto estoy claramente en contra de esta ley que favorece al grupo Moses, promotor de Tzipi Livni y de cualquiera que ellos piensen pueda oponerse a Bibi.

    Me gusta

  2. Marcelo… acaso Yediot no tiene una linea editorial muy clara que tambien se pone de manifiesto en todo sus titulares??? Yediot es izquierda, Israel esta todo mal, amamos a los corruptos, somos Anti Bibi, los palestinos tienen siempre la razon!, Yediot tiene entre sus editorialistas a corruptos de primera linea como Amno Abramovich…

    Me gusta

    • Estimado Sr. Sino (no debería ser “Cino”?) Yediot es un diario más bien comercial, no estoy de acuerdo en que tenga una línea clara, dado que se opone a todo establishment político desde su creación, lo cual habla bien de él como un diario que hace periodismo crítico y no obsecuente, y lo hace contra todo gobierno. Que a usted le moleste que busque en los recovecos para encontrarle defectos también al actual gobierno, es problema suyo. Abramovich puede haber cometido errores, incluso llevado por su posición política, pero para acusarlo de corrupto tendría usted que probar que se le pasa dinero por debajo de la mesa para opinar y revelar lo que escribe y revela. No puede aplicar cualquier epíteto a cualquier profesional que no sea de su agrado. Por lo demás, aun si es de izquierda, debería a usted molestarle tanto como que Israel Hayom sea de derecha. Si lo puede uno, lo puede también el otro. Yo creo que Yediot va para donde sopla el viento, y si es anti-todo-gobierno, me parece saludable. Pero usted tiene derecho a opinar lo que quiera (incluso pelearé para que pueda hacerlo).

      Me gusta

  3. En los EEUU se discute mucho la question si “money = speech”. Hay aqui un conflicto entre dos principios justos, 1) el derecho de libre expresion y 2) un periodismo fuerte y diversificado, que es fundamental para una democracia. En la medida que la libertad de expresion de un multimillonario destruye “The Fourth Estate”, si deben haber restricciones. Analogia: cualquer persona es libre para tener una empresa de suceso, pero el capitalismo no tolera monopolios, y asi se hacen restricciones al derecho de suceso financiero.
    Un gran abrazo!

    Me gusta

  4. sr. sino: llamar au periodista de alto nivel y con muy buena reputacion como lo es AMNON ABRAMOVICH CORRUPTOes una verguenza!! ojala nuestro estado tenga gente, no solo periodistas del nivel de el y le puedo asegurar que seriamos un pais mejor, mucho mejor!! si no le gusta las ideas liberales y anti fachistas sobre el gobierno de Bibi las cuales Abramovich expresa en maneras muy originales es un tema aparte pero no se lo puede clasificar como corrupto. a este distinguido Sr. !!
    ..

    Me gusta

  5. Sr Marcelo… decir que Yidiot Ajaronot en los ultimos anos mantiene una postura anti stablishment, siembre contra la autoridad o el poder… simplemente le quita seriedad a sus argumentaciones. en donde vive usted? Acaso usted no sabe como funciona el periodismo? Acaso usted que escribe en Clarin no ve como un diario en forma sistematica puede crear agenda, manipular datos o contenidos? Acaso no lo hace 678 en Argentina? Otra cosa… mi apellido es Sino con Ese, somos descendientes de turquia… tambien quiere que me cambie el apellido para agradarle?

    Me gusta

    • Estimado Tuve, en dos cosas se equivoca de entrada: una, usted no me desagrada para nada, al contrario. Dos, yo no estoy criticando a Bibi en esta vuelta, ni en el post ni en mis comentarios. La nota es sobre Israel Hayom y Yediot, que es diferente. Bibi puede ser un gran gobernante, todo lo que quiera, pero tiene un diario que le lame las botas. Eso es un hecho. Y si no me niego a aceptar su definición de corrupción, no nos quedará más remedio a todos que calificar a Israel Hayom como el diario más corrupto del país, puesto que ha vendido sus principios periodísticos (y por lo tanto morales y profesionales) a la causa de una persona y su familia. En cuanto a fijar agenda, por supuesto que tiene razón, y no hace falta la comparación con 6-7-8: Israel Hayom también lo hace. Hoy es uno de los fijadores de agenda más poderosos del país. ¿Eso lo convierte en corrupto? Yo no lo digo, pero lo debería decir usted si esa es su definición. Yo no soy defensor de Amnon Abramovich (y esta discusión ya se está ramificando al divino…) nunca lo defendí, tampoco siquiera defendí a Yediot (la nota contiene suculentos argumentos a favor de no cerrar Israel Hayom, léala de nuevo), pero acaso le consta a usted que Abramovich fue cómplice en el caso Harpaz? ¿Cómo sabe que simplemente no le vendieron “carne podrida”? Lo cual podría calificarlo de torpe, apresurado y negligente, quizás un estúpido que se dejó utilizar por sus amigos de la cúpula militar, pero eso aún no constituye prueba de corrupción, a menos que las tenga. De ingenuo a conspiracionista hay un trecho, y periodísticamente -y legalmente- hacen falta pruebas para decir lo que usted dice. Por algo se llama “Caso Harpaz”, y no “Caso Abramovich”. En mi caso, yo estoy tratando de exponer un dilema de libertad de prensa en Israel que es complejo. En el suyo, usted está haciendo propaganda de derecha. Es bueno diferenciar. Pero como le dije antes, está en su derecho y puede opinar lo que quiera. Pero no me hable de ética y moral.

      Me gusta

  6. Sres… el significado de Corrupcion es tambien vicio cambio o perversión de algo o alguien corrupción de costumbres”o bien 2 Alteración de la forma o la estructura original y verdadera.
    3 Degeneración de la moral y las costumbres…. cuando Abramovich confiesa abandonar su deber profesionasl como periodista para defender al Etrog Ariel Sharon para que haga la dichosa desconexion porque a el, y a otros periodistas, les parecia correcta por su ideologia, cuando Abramovich no cesa de denostar a Ysrael Hayom porque a el le pagan de Yediot o cuando el megacorrupto de Ashkenazi le entrega a Abramovich es\l documento falso Harpaz y Abramovich sale en TV diciendo que es super autentico!!!!!!!! y al cabo de 5 segundos se descubre lo contrario… por que no le entregaron a Ayala Jazon de Arutz 1 o a Ari Shavit de Haaretz que son periodistas como la copa de un pino y justamente se la entregaron al Abramovich… ni hablar de otras hermosuras de Abramovich cuando trato de derechos que se le debian dar a paraliticos de Tzahal.. A mi la opinion politica de Abramovich me importa poco, es mas, representa las ideas a la izquierda de Meretz que en la actualidad no existen en Israel… usted llama a esa postura antifascista, quizas usted apoya a Abramovich porque con tal de criticar a Bibi, usted tambien esta dispuesto a obviar la corrupcion moral y profesional?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s