La democracia israelí, y otros desafíos

JanaBeris2

JANA BERIS: “LAS PROPUESTAS DE LEY DEL GOBIERNO NO MINAN LA DEMOCRACIA ISRAELÍ, PERO LA ENVENENAN”

El mayor desafío de Israel no es Hamás, Irán o Hezbollah, sino el de mantener a Israel, citando a Marcos Aguinis, como un “Estado imperfecto pero ejemplar”, dijo la periodista Jana Beris en su conferencia brindada en OLEI-Modiin hace algunos días. Contó que para entender bien el proceso que estaba viviendo el país, consultó a dos juristas: la profesora Susy Navot y el doctor Amir Fucks. Ambos coincidieron en que la ola de propuestas de ley provenientes de diferentes ministros de gobierno están lejos de minar la democracia israelí, pero “envenenan” dicho carácter de Israel, al crear un clima determinado, preparar el terreno y crear consenso para desarrollos posteriores no deseables, haciendo daño aun cuando no sean aprobadas por la Knesset. De hecho, en efecto, Beris señaló que de todas propuestas de ley considerables como no democráticas, solo la Ley de Regularización de los asentamientos en los territorios fue aprobada. El resto fue rechazado o directamente no presentado por ser consideradass no constitucionales por el Asesor Letrado.

El último intento fue decididamente condenado, tanto por el Asesor Letrado Avijai Mandelblit como por el propio Presidente del Estado, Reuvén Rivlin, en su discurso en la inauguración del período parlamentario de invierno: la propuesta de ley impulsada por el jefe de la coalición, diputado David Bitán, que prohibiría investigar a un Primer Ministro en ejercicio por casos de corrupción (sí se permitiría en casos de homicidio o violación). En realidad fue la anteúltima. La ultimísima propone que la policía no pueda recomendar someter a juicio al investigado al término de sus investigaciones.

Otros intentos recientes son la Ley de Nacionalidad, que definiría a Israel, en lugar de “Estado judío y democrático”, como un “Estado judío cuyo régimen es democrático”. “No es lo mismo”, dijo la periodista, “porque la democracia es mucho más que el hecho de votar; las minorías también deben ser respetadas, y no solo los árabes, sino toda minoría, incluidos los grupos de oposición política”. Eso, por no hablar del intento de supeditar el carácter democrático al carácter “judío”, cuando “judaísmo” es entendido mayormente en Israel como de corte religioso y, más específicamente, ortodoxo.

Beris, ex corresponsal de la BBC de Londres, corresponsal de La Razón de España, La Nación de Argentina, directora del Semanario Israelita uruguayo, entre otros medios, desarrolló también los dilemas de Israel frente al nuevo intento de unidad entre Fatah y Hamás. “Por un lado Israel decía que no podía negociar con los palestinos mientras no hubiera una dirección unificada que pudiera cumplir un acuerdo; ahora, si realmente se unen, lo que está por verse, el dilema es cómo negociar con un gobierno que incluye a Hamás, que se niega a renunciar a la violencia y llama a la destrucción de Israel”. Y agregó, como para aclarar que ello va más allá del gobierno israelí: “Obviamente al primer ministro Netanyahu, este dilema le es muy cómodo y funcional, pues no necesita apurarse a negociar, pero eso no significa que el desafío sea menor”.

El otro desafío israelí es lo que ocurre con Hezbollah e Irán en la frontera israelí norte. “No cabe duda que una próxima guerra con Hezbollah implicará enfrentarse a un arsenal de 150.000 misiles, con capacidad para lanzar 1.500 por día. Israel ya ha dicho que no permitirá bases de Irán en Siria, cerca del Golán israelí. Los analistas coinciden hoy en que los frecuentes incidentes con Siria ya trascienden las ‘balas perdidas’ o disparos no intencionales. Assad está envalentonado, a la luz de sus éxitos en el plano interno. Ha declarado: ‘No podemos estar mejor: Hezbollah combate con nosotros, Irán nos suple de armas y Rusia nos protege en el plano internacional’. Con semejante eje nos estamos enfrentando”.

A Jana le encanta presentar claroscuros, así que frente a esos desafíos y amenazas relató acerca de numerosas luces: la atención médica a miles de palestinos de Gaza, en especial niños, en los hospitales israelíes, a quienes se efectúan operaciones a corazón abierto entre otros tratamientos especiales.

Otra buena noticia tiene que ver con la creciente integración en Israel de los sectores minoritarios, en especial el árabe musulmán, en el que crece una orgullosa generación de enrolados en el ejército israelí, sigue la de cristianos, que están abandonando la denominación árabe para pasar a llamarse “arameos”. Uno de los soldados musulmanes le dijo: “Cuando ves lo que pasa en el Medio Oriente, te das cuenta que Israel es el mejor país del mundo para nosotros los árabes”.

Concluyó diciendo que hay bases para seguir creyendo que Israel es un país “imperfecto pero ejemplar”. Pero hoy se ha convertido en una responsabilidad de todos el garantizar que esto siga siendo así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s