El día después (o uno de ellos)

Tendrá que seguir esperando. Guilad Shalit, 938 dias en cautiverio.

Tendrá que seguir esperando. Guilad Shalit, 938 días en cautiverio.

¿A qué tipo de día amanece hoy Israel? Anoche fue anunciado el cese del fuego unilateral por Israel, porque, pone en claro, Hamás no existe como parte en las negociaciones. Tzahal no se retiró de la Franja de Gaza, sino que espera a ver cómo se comporta Hamás. Esta organización ya ha disparado varios misiles Qassam contra los poblados en derredor de Gaza, pero sin mayores consecuencias que un gallinero destruido en un kibutz.

No es necesariamente el fin del operativo “Plomo Fundido”. Hamás quiere tener la última palabra para intentar lograr una patética “ultima palabra” y, con ella, una victoria propagandística. No pueden, sin embargo, sostener seriamente que han “resistido con heroísmo”. Israel está cediendo a la presión internacional para frenar el operativo, y ve con buenos ojos la buena voluntad del mundo de impedir conjuntamente el contrabando de armas provenientes de Irán, que son precisamente el kid de la cuestión.

Egipto, en tanto, empuja su propia iniciativa, en la que el Hamás sí es parte, y en la que no haya una fuerza internacional violando su soberanía en Rafah. Si, en estas condiciones, Hamás sigue disparando más allá de la “última palabra” que Israel está dispuesto a concederle, este país tendrá excusa para reanudar el operativo hacia su tercera fase, suspendida por el momento.

Los diarios hoy dan cuenta también de la mayor decepción de este cese el fuego, la familia del soldado secuestrado Guilad Shalit, que esperaban ver la liberación de su hijo incluida en las condiciones de un trato para el alto el fuego. Algunos analistas intentan tranquilizar: el cese del fuego unilateral es una puerta para negociar indirectamente con Hamás, a través de Egipto, un acuerdo que incluya: apertura de los pasos fronterizos entre Gaza e Israel, apertura del paso de Rafah entre Gaza y Egipto, cese mutuo de las hostilidades, liberación de prisioneros palestinos capturados en este operativo y, también, liberación de Guilad Shalit. Aseguran en el ejército: “Hemos obtenido logros en este operativo que acercan su liberación”.

Pero la familia Shalit, que luchó durante todo este operativo por convertirlo en una oportunidad para liberar a Guilad, está decepcionada: “Guilad podría quedar allí enterrado vivo en Gaza”, y agregaron que la sociedad israelí toda podría pagar un terrible precio en el futuro por lo que consideraron un “daño irreversible a los valores de la disposición al enrolamiento y a salir a la defensa militar en el futuro” por parte de sus ciudadanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s