Pastillas electorales

"A la hora de la verdad, Barak". Siempre y cuando Bibi mire para otro lado, y a Tzipi -como en todos los carteles de Jerusalem- le escrachen la cara, para que nos libre de todo instinto carnal (de votarla).

"A la hora de la verdad, Barak". Siempre y cuando Bibi mire para otro lado, y a Tzipi -como en todos los carteles de Jerusalem- le escrachen la cara, para que nos libre de todo instinto carnal (de votarla).

 

Me siento como en uno de esos diarios argentinos de los años ’40, que usaban palabras como “misceláneas” para sus crónicas costumbristas. Acá lo de “pastillas” es eso y además política, pero quizás sea también, para algunos, pastillas contra la náusea. Ahí vamos.

Día de fiesta

En fin, hoy los israelíes salen a votar y después a gastar en el kenion (shopping, mall). Porque llueve y está feo ahí afuera, y además porque los israelíes, tan acostumbrados a paseos en la naturaleza, están ya acostumbrados, también, a paseos por el ruido de la ciudad y el consumo. Y hoy los kenionim aprovechan, con cientos de ofertas, que mejor ni aparecer por ahí. Parafraseando un aviso estatal, a veces, también un día de fiesta puede ser una pesadilla…

Y en la política

Lo más interesante de estas elecciones es el ascenso de Avigdor Liberman, del partido de derecha, a la derecha del Likud, llamado Israel Beiteinu (Israel es Nuestro Hogar). Las claves habrá que buscarlas en el miedo, las mismas cuerdas que toca desde el comienzo de su carrera Biniamín (Bibi) Netaniahu, líder del Likud y favorito en las intenciones de voto. Así quedan, en este orden: Likud, Kadima (Tzipi Livni), Israel Beiteinu, Avodá (Ehud Barak).

En efecto, en las últimas encuestas Liberman se convirtió en el tercer partido, luego de Likud y Kadima. En estos dos últimos partidos la brecha se ha achicado hasta alcanzar los 3 mandatos de diferencia.

Liberman parece concentrar en sí la suma de los miedos israelíes, empezando por el “asunto no terminado en Gaza” frente al Hamás, y siguiendo por el “enemigo interno”, los árabes israelíes, que para el líder derechista, ex mano derecha de Netaniahu, ex militante (en su lejana juventud) del movimiento de ultraderecha religiosa Kaj, son “peores que los externos”.

La coalición de sus sueños

Si de miedos hablamos, Bibi teme a Liberman. Dice en su campaña que votar a Liberman no asegura un gobierno “nacional”, o sea de derecha. Hay que votarlo a él. Liberman dice que al contrario, votando Israel Beiteinu, se asegura el gobierno de Bibi. Es como votar con boleta doble, como en los regímenes presidenciales. “Votá a Liberman para la Knesset, estarás votando también a Bibi para primer ministro”.

Para Bibi, no sólo se trata de la posibilidad de, al final, perder frente a Kadima hoy. Se trata también de un abrazo de oso: él no quiere ser el “puntal izquierdo” de su propio gobierno. Su coalición de los sueños está formada por muchos: Liberman, Shas, Avodá (con Barak como su ministro de Defensa), y entonces sí, se puede invitar a Ijud Leumí por derecha, a Iahadut Hatorá e, incluso, a Kadima. A Tzipi le será difícil rechazar, porque ella quiere “ganar y llamar a un gobierno de unidad nacional”. Si pierde, no se sentirá muy unida, pero tampoco será muy coherente si rechaza.

Esperanza para Guilad Shalit

Mientras tanto, en Ciudad Gótica, Egipto ha logrado en los últimos días, con mucho trabajo de hormiga, ir quebrando la oposición de Irán y de Hamás-Damasco a un acuerdo de cese el fuego entre Hamás-Gaza e Israel. Logró que Israel aceptara que un alto líder oculto en los bunkers, Mahmud A-Zahar, pudiera asistir a las negociaciones en El Cairo sin que le cayera un misil israelí encima. Su presidente, Hosni Mubarak, logró que A-Zahar viajara a Damasco a convencer a Khaled Mashal, líder político del Hamás en el exilio, de que dejara al pueblo palestino en paz y cerrara trato para dar vuelta de página.

Mubarak logró también algo para Israel: incluir a Guilad Shalit en las negociaciones. Antes, Hamás se oponía, insistiendo en que se trataba de dos asuntos separados: por un lado, los Qassam y los pasos fronterizos; por otro, Guilad Shalit y el intercambio de prisioneros.

Ahora, el trato, que pareciera inminente, según fuentes egipcias, incluiría todo de un saque: cese de las hostilidades mutuas, apertura paulatina de los pasos fronterizos, incluido el de Rafah entre Gaza y Egipto; intercambio entre el soldado Guilad Shalit y cientos de presos palestinos en cárceles israelíes. Éstos, advirtieron los medios en Israel,  incluirían a terroristas que han perpetrado atentados terribles: el del Hotel Park en Natania, durante el Seder de Pesaj de 2002, en el que 30 civiles israelíes fueron masacrados; los terroristas del restaurante Maxim en Haifa, en octubre de 2003, donde 21 comensales fueron asesinados por una mujer suicida de la Jihad Islámica; también serían liberados los asesinos del entonces ministro de Turismo, Rehavam Zehevi (a) Gandhi.

Egipto e Israel están corriendo contra el reloj, para que estos temas se resuelvan todavía en tiempos de Ehud Olmert, y no en los del nuevo gobierno, y para limpiarle el escritorio a Obama.

En Israel, en tanto, parece ser que la sociedad israelí está dispuesta a pagar el altísimo precio de este dilema de vida o muerte, en el que ninguna solución es aceptable. Sólo se está eligiendo la menos terrible.

Y en Caracas

Una sinagoga ha sido incendiada.

Punto final.

Encuentro de Análisis Post-Electoral

Imagen de la última video conferencia con las comunidades latinas del norte. La del jueves, apta para todo público.

Imagen de la última video conferencia con las comunidades latinas del norte. La del jueves, apta para todo público.

Este martes son las elecciones. El miércoles vienen las repercusiones, empiezan las negociaciones coalicionarias de aquellos que ganaron, y los rendimientos de cuenta para aquellos que perdieron.

Yo los invito a encontrarnos el jueves en la red para analizar juntos lo que pasó y lo que puede pasar de acá en más. Repitiendo el éxito de la web-conference de la semana pasada, la cita es este jueves 12.2 a las 23.oo hora israelí (GMT+2), cosa de ajustarme lo más posible al horario latinoamericano.

¿Cómo acceder? Hagan click aquí abajo, donde dice “Israel, elecciones y después”, que los va a llevar a la plataforma de WizIQ.com. Ahí se les va a pedir que se inscriban con email y contraseña, y quedarán inscriptos a la charla. Si hay preguntas al respecto, no duden en escribir. Los espero!

Get your own Virtual Classroom

Invitación: Conferencia Virtual Pre-Elecciones

Invitación a una conferencia virtual que dí ayer, pero que quedó grabada.

Hola a todos. No, no me borré, muy por el contrario. Empecé una nueva etapa de trabajo, con cosas nuevas. Una de ellas, quizás la más apasionante y sorpresiva, por su excelencia y potencial, es el descubrimiento de una nueva plataforma internética para la realización de web-video-conferencias.

Ayer domingo fue la prueba de fuego, organizada por el Dpto. de Acitivdades Sionistas y Hagshamá, de la Organización Sionista Mundial, junto con las comunidades de México y de varios países de Centroamérica.

De este lado, aquí en Modiín, un servidor, junto con Andy Faur el director para América Latina de la OSM. Del otro lado, el rabino Joshua Kullock, digitando la organización del encuentro, y quien nos hizo conocer la nueva plataforma.

En ésta, el conferenciante puede ser visto y escuchado, al tiempo que pasa presentaciones de PPT, videos, docs, escribe en un pizarrón, etc. Ideal para la educación a distancia, y funciona a la perfección. Ni siquiera tiene los cortes de los que habíamos advertido en los casos del Messenger y Skype, sencillamente porque el video ocupa un rincón de la pantalla solamente, consumiendo menos memoria.

La grabación de la conferencia queda colgada durante 30 días. Pero las elecciones son ya la semana que viene, así que apúrense, antes que envejezca.

Entren en el siguiente link (donde dice: “Israel rumbo a las elecciones”), una vez adentro aprieten “View recording”, les van a pedir que se inscriban, sólo email y contraseña, nada grave. Cuando aparezca la sesión, en la ventana de la izquierda van a ver la lista de slides. Empiecen desde el slide 27. Que lo disfruten, y espero sus comentarios!

Ataque con sorpresa

A eso las 12.30 del mediodía de hoy sonó mi celular, del exterior. Era de una emisora argentina, querían entrevistarme sobre el ataque de Israel a Gaza. Me agarraron desprevenido: era sábado al mediodía, y yo había salido a una pastoral excursión llamada “Casa Abierta” con mi hija y una amiguita, en la que los artistas de Modiín recibían al público en sus casas y mostraban sus trabajos y sus atelieres. El ataque había dado comienzo a las 11.30, después de iniciado nuestro paseo. Compartí mi sorpresa con la productora de la radio,  le confesé que me estaba “desayunando” ella a mí, le conté que me sorprendía paseando y le prometí una buena performance para la próxima.

No fui el único tomado “con los pantalones abajo”, como se dice por aquí. La decisión de utilizar el efecto sorpresa en el bombardeo israelí a Gaza, que ya ha cobrado allí más de 200 muertes, fue parte, esta vez, del plan de acción. Al punto tal que, como explica Roni Daniel, el cronista militar de Canal 2, muchos policías del Hamás realizaban tareas de rutina en lugar de ocultarse como de costumbre en los búnkers.

Antes de iniciado el ataque, el gobierno todavía simulaba vacilar acerca de si anular o no el planeado ataque. Anoche se abrieron los pasos fronterizos, la mercadería abastecía a la Franja de Gaza, y las fuerzas armadas del Hamás trabajaban normalmente en las calles.

En los medios israelíes se explicaba que el gobierno había decidido postergar el operativo hasta que el gabinete de seguridad y el alto mando militar terminaran de coordinar los últimos detalles del operativo. En los hechos, el gobierno había planeado el operativo junto con el alto mando desde el vamos. Mientras el gobierno se mostraba dubitativo, la Fuerza Aérea ya había recibido luz verde para lanzar el bombardeo contra blancos del Hamás apenas el estado del tiempo lo permitiera.

Así como yo no pensé que Israel atacaría en pleno Shabat, los líderes del Hamás también entendieron que Israel no atacaría durante el fin de semana. No por Shabat, precisamente, sino porque la canciller Tzipi Livni había estado en El Cairo, y luego los egipcios habían asegurado que todavía se podía hablar de la reanudación de la “tahadía”, la tregua que había durado 6 meses hasta que el propio Hamás la declaró concluida. En suma, nadie en la Franja de Gaza imaginó que Israel atacaría hoy. Por primera vez, Tzahal sorprendió al Hamás no preparado.

Roni Daniel, del Canal 2, menciona cuatro condiciones de Israel para acceder a un nuevo alto el fuego: 1) Israel no aceptará ningún tipo de disparos desde la Franja de Gaza contra su territorio ni contra sus fuerzas armadas; 2) exige que Hamás retire todo tipo de carga explosiva de la cercanía de la cerca separadora; 3) cese de todo tipo de acciones de sabotaje y terrorismo; 4) cese de todo el contrabando de armas hacia la Franja. Por ahora, no parece que el Hamás vaya a aceptar ninguna de las cuatro condiciones, dice Daniel.

Mientras tanto, y si esto es así, Israel no incluyó entre las condiciones la liberación de Guilad Shalit. Y, fuera de “provocar un duro golpe al Hamás”, Israel no ha planteado hasta el momento objetivos de máxima para este ataque, tal vez para no crear falsas expectativas y fracasos consabidos de antemano.

Lo que queda, mientras las pantallas de tv del mundo se llenan con muertos palestinos, mientras Guilad no vuelve, y mientras más misiles Kassam y morteros palestinos siguen aterrorizando -y hoy matando- israelíes, es el trágico dilema: en este diálogo de sangre entre Israel y Hamás, el ataque era inevitable pero, al mismo tiempo, inútil.

Noticias de Sucot

En Israel, Sucot es una fiesta...

En Israel, Sucot es una fiesta...

La festividad de Sucot empieza hoy en Israel, con la noticia de la firma del acuerdo coalicionario entre Kadima y Avodá. Ello acerca más a la flamante líder del partido de gobierno, Tzipi Livni, a convertirse en la primera premier mujer desde la legendaria Golda Meir.

Lo que le aseguró Livni al líder laborista, Ehud Barak: será nombrado Alto Vice Primer Ministro, aunque es sólo un asunto nominal; tendrá poder de vetar los temas a ser tratados en el gabinete; será un alto miembro del equipo ministerial de negociación con los palestinos; toda propuesta de reforma en la Corte Suprema de Justicia deberá ser con aprovación del Laborismo; no habrá aumento del Presupuesto Nacional, pero se aumentarán las jubilaciones y el arancel universitario será congelado.

Ahora sólo falta el consentimiento del partido Shas, que tiene dos exigencias claras: las subvenciones por familia numerosa y que el gobierno no negocie con los palestinos una sola pulgada de Jerusalem, ni siquiera en los barrios árabes. Eli Ishai, el líder político de Shas, dijo que una no flexibiliza a la otra: aun si logran las subvenciones, no aceptarán que Jerusalem sea negociada.

 

Optimismo en Kadima. Camino a la gloria, Tzipi deberá hablar con Eli.

Optimismo en Kadima. Camino a la gloria, Tzipi deberá hablar con Eli.

En otro orden, Taufik Jamal, el conductor que entró en una calle judía en pleno Yom Kipur en Acco, fue arrestado y podría ser juzgado por delito de ofensa religiosa. Esta semana se encontró con la familia judía afectada para pedirle perdón. A regañadientes, pero fue perdonado.

Fuera de eso, los inversionistas respiraron aliviados hoy porque la bolsa de Tel Aviv ayer cerró con una baja de apenas un 4%, y todos los analistas dijeron que se trataba de un diploma de madurez para el público de ahorristas e inversionistas de Israel, que no provocaron una estampida financiera. Quizás ayudó también que el inisterio de Economía haya anunciado una “red de seguridad” para los bancos israelíes, cuando llegue el tsunami…

Jag Sameaj para todos!