Hay partidos y partidos

Estados Unidos atacaba anteayer a Siria por primera vez en la historia, en un desesperado intento de Bush por dejar alguna huella significativa antes de que baje su telón para siempre. Pero no era de eso de lo que quería hablar.

Haciendo historia. La selección palestina inicia un nuevo juego.

Haciendo historia. La selección palestina inicia un nuevo juego.

Porque en ese mismo instante ocurría otro suceso, no menos histórico, pero que pasó casi desapercibido: la selección de fútbol de la Autoridad Palestina, rankeada 180 en la FIFA (hay como 192 países en todo el planeta, ¿no? No está tan mal.) jugaba su primer amistoso con su par jordana (112 en el mundo), y por primera vez en su propio estado, sito nada menos que en Jerusalem oriental.

Cuenta Daniel Sirioti en el diario Israel Hayom que el partido se jugó en la aldea A-Ram, en Jerusalem oriental, frente a miles de emocionados espectadores en el nuevo estadio bautizado Faisal Husseini, quien fuera en vida el encargado de Asuntos de Jerusalem de la ANP. El partido terminó en el elegante resultado de 1 a 1. El presidente de la FIFA, Sepp Battler, dio el puntapié inicial, junto a dignatarios de la Autoridad Palestina.

Lo interesante que nos venimos a enterar es quién es el titular de la Asociación Palestina de Fútbol, nada menos que Gibril Rajoub, otrora jefe de los servicios de inteligencia palestinos en la Franja de Gaza, además de otros puestos como hombre de Arafat. Un pesado, o sea, que terminó perdiendo el halo a manos del Hamás en la Franja.

Rajoub, vuelvo a Sirioti, agradeció en el discurso de apertura del evento a los directivos de la FIFA, por la financiación del arreglo del nuevo estadio, que será desde ahora la casa local del seleccionado palestino. Hasta ahora, la selección jugaba de local en Jordania y en Qatar, debido a las limitaciones de seguridad.

Y atención con el siguiente dato: el partido de anteayer fue posible gracias a un permiso especial de Israel para que dotaciones de policías palestinos custodien el encuentro, les recuerdo, en Jerusalem oriental.

En contexto, se acaba de iniciar la campaña electoral en Israel -las elecciones serán en febrero-, y el tema central, precisamente, es Jerusalem. Shas, el partido religioso sefardí, se retiró de las negociaciones coalicionarias debido a la negativa de Tzipi Livni de firmar que no negociaría Jerusalem. Bibi Netaniahu, del Likud, hará de su negativa a negociar por la entereza de la capital israelí el eje de su campaña. Abu Alá, jefe del equipo negociador palestino, felicitó a Livni por negarse a cerrar la posibilidad de un acuerdo en Jerusalem.

¿Qué dice este partido, este estadio, esta presencia de policías palestinos en la capital israelí, acerca de la postura de Israel -o su actual gobierno- en el tema de la soberanía sobre la ciudad? ¿Qué precedentes se estarán sentando, de los que ningún gobierno futuro podrá retroceder? Sin el tema de Jerusalem, dice Livni, no habrá negociaciones del todo con los palestinos. Sin duda, son noticias dramáticas, muy buenas para quienes apoyan una solución acordada en la ciudad santa, muy malas para quienes se oponen.

Puede que, junto con la recesión que se viene en lo económico, estemos saliendo de la recesión política en el Medio Oriente.

Me enganchó el candidato

Ante todo, gracias a todos por los comentarios, todos muy halagüeños, por cierto, espero estar a la altura…

Bienvenidos, oh mortales, acostumbrados todos a la gran política del Medio Oriente, donde se definen los destinos de Israel y del pueblo judío todo, bienvenidos, digo, al mundo de la política local, la de barrio o pequeña ciudad. Que de esa también existe en Israel, si vieran.

Vivo en Modiín, ya les decía, y el 11.11 tenemos elecciones municipales. Me invitaron a un “Jug Bait” (reunión en una casa) con el candidato Igal Zadok. El hombre ha sabido ser director general de la municipalidad, así que conoce bien la materia, y ahora lo es en la de Ashdod.

 

Igal Zadok (primero de la izquierda) en impecable presentación. Ojalá gane.

Igal Zadok (primero de la izquierda) en impecable presentación. Ojalá gane.

¿Qué puedo decirles? El señor Zadok me ganó. Interesante, buen conversador y, sobre todo, tiene un récord de realizaciones concretas que pocos generales, que son los que gobiernan en general el país -ya hablaremos- pueden mostrar. Si tenemos estación de tren desde Tel Aviv, el Aeropuerto e incluso desde Naharía al norte, es gracias a Zadok. Si tenemos un Palacio de la Cultura, es porque él supo conseguir los fondos.

Lo primero que propone Zadok es independizar Modiín. “No puede ser que, a 13 años de creada, o sea a la edad de Bar Mitzva, la ciudad todavía necesite de los ministerios gubernamentales para que decidan dónde y qué construir”. “Independencia para Modiín” es su lema de campaña.

Me hizo abrir los ojos a problemas que yo no sabía que tenía. Es cierto, me molesta cada vez que el hijo de mi esposa, soldado él, me pide que lo lleve en coche a la estación de tren, porque el transporte público interno es una merda, o que mi jermu me haga llevarla hasta el cruce de Latrún en la Ruta 1, porque no existe autobús hasta ahí. Pero no sabía que podía ir a las urnas por eso!

Me molesta que dentro de un año vaya a quedarme sin “tzaharón” (el complemento escolar a la tarde, que ya cuesta lo que cuesta) y para reemplazarlo tenga que pagar fortunas en talleres de tarde. Pero más que sentirme una rata de basural y buscar otro trabajo, no se me ocurría otra solución. Zadok me hizo entender que yo no tenía la culpa! Que votando el 11.11, especialmente votándolo a él, el tema de la educación no formal en Modiín tendrá un upgrading!

Contó lo que había hecho y hacía en Ashdod, una ciudad periférica, famosa por su nivel de delincuencia, convertida por él en la última entre las 15 ciudades más grandes de Israel en su nivel de delito común. No es joda. Estuve en la ciudad, dando conferencias para el Proyecto “Cátedra”, de la Municipalidad local, un proyecto excelente de conferencias y actividades para olim (inmigrantes) dirigido por mi amiga Lily Beygeldrut. A la ciudad la recordaba fea, y además con fama de “bajos fondos”; hoy es una ciudad hermosa. A quien le sobren unas buenas rupias -porque las propiedades se han disparado-, les recomiendo mudarse allí.

 

Marcelo Kisilevski (izq.), periodista independiente, se deja ver junto a Zadok, quedando así pegado a una de las partes en el juego político. Ya no se puede confiar en nadie...

Le pregunté cómo venía en la carrera, qué posibilidades tenía. Me contestó sin esquivar el bulto, directo y transparente: “Empezamos tarde la campaña, así que estamos terceros”, de un total de tres. Agregó rápidamente: “Pero venimos en asombroso ascenso”.

Le pregunté: “Cuando hable con su contrincante, Amnón Merjav, ¿me va a convencer como usted?” Rápido, me respondió que sí, y que Merjav lo convencería incluso a él, “porque él es abogado, sabe hablar y argumentar”, pero el carnet de realizador lo tiene él. Sólo que el candidato que lleva la punta es Jaim Vivas, “hombre de Spector”, me explicarían luego. Ahá, ¿y quién es el tal Spector? Pues, es el actual intendente de Modiín. Mucho gusto.

En fin, en uno de los comentarios me pidieron que me juegue y opine. Acá va: EL 11/11, POR UN MODIÍN INDEPENDIENTE, TODOS VOTAMOS POR IGAL ZADOK!!